Publicado 27/11/2020 13:03CET

Latinoamérica.- El spot 'El último regalo', del Gobierno de Canarias, premio 'Agripina' a la mejor campaña institucional de España

Imagen del spot 'El último regalo'
Imagen del spot 'El último regalo' - GOBIERNO DE CANARIAS - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La campaña 'El último regalo' promovida por el Gobierno de Canarias para concienciar en la prevención de la Covid-19 se ha alzado con el premio 'Agripina' a la mejor campaña institucional de España y se suma al 'Bronce' obtenido hace algunos días en el certamen 'El Ojo de Iberoamérica'.

Besay Fernández, director creativo de la agencia 'Mientras Tanto', ha comentado que la campaña surgió en junio, en pleno desconfinamiento, y desde el principio tenían claro que debían dar un "hachazo con el mensaje", siendo "claros y contundentes", pues era un momento en el que muchas las personas no eran del todo conscientes de que pequeñas acciones tenían consecuencias.

La idea era utilizar un "fenómeno traumático" y ser "impactantes" y ahí entra en juego como una "sucesión de errores" por no respetar las medidas acaba en nefastas consecuencias que se simbolizan en el respirador a modo de 'último regalo'.

Fernández comenta a Europa Press que no dudaban de que la campaña iba a tener impacto en las islas pero confiesa que les ha "desbordado" la repercusión, detallando, a modo de ejemplo, que solo en el canal de Facebook del Gobierno de Canarias llevan 27 millones de reproducciones --2 millones en las primeras 24 horas-- o ha salido más de 200 veces en medios de comunicación.

"Estalló a nivel nacional, salió en los informativos y se han hecho hasta parodias", señala, subrayando también que la campaña ha llegado a más de 15 países, especialmente en Sudamérica y Argentina, donde han inspirado a otros anuncios.

Aparte del premio 'Agripina', Fernández se muestra muy orgulloso del premio iberoamericano, que reúne a las grandes compañías de habla hispana. "Somos unos mosquitos al lado de unos elefantes", destaca.

Las piezas audiovisuales de 'El último regalo', en sus dos versiones: larga de 1,17 minutos y la corta de 0,21 minutos, muestran a una familia que se reúne para celebrar el cumpleaños del padre.

Ninguno de los miembros de la familia se hace lavado de manos, ni lleva mascarilla, ni guarda la distancia de seguridad, ni evita los contactos estrechos como besos y abrazos.

Tras soplar las velas, el anciano cumpleañero abre 'el último regalo', un respirador, que es lo que necesita en la siguiente escena, pues se le ve ingresado en la Unidad de Medicina Intensiva de un hospital tras haber contraído la COVID-19 porque ninguno de los miembros de su familia cumplió con las recomendaciones sanitarias para prevenir contagios.