Publicado 23/03/2020 09:44CET

Letizia.- Cáritas pide apoyo económico y pide que los sin hogar puedan permanecer en el Princesa Letizia

Coronavirus.- Cáritas pide apoyo económico y pide que los sin hogar puedan perma
Coronavirus.- Cáritas pide apoyo económico y pide que los sin hogar puedan perma - EUROPA PRESS - Archivo

SANTANDER, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cáritas mantiene abierta en estos momentos una campaña de apoyo económico para recabar ayuda a sus programas de atención urgente, al tiempo que ha pedido que las personas sin hogar puedan permanecer en el Centro Princesa Letizia de Santander durante todo el estado de alarma con motivo de la pandemia de coronavirus.

Igualmente ha solicitado la colaboración de supermercados y farmacias cántabras para adaptar su modelo de atención a personas y familias.

Bajo el lema 'Cáritas ante el coronavirus. Cada gesto cuenta', la entidad pone el foco sobre el agravamiento de las condiciones de vida de las personas en situación de vulnerabilidad o exclusión social, así como el riesgo de que la crisis actual genere un empobrecimiento mayor de nuestra sociedad.

El Informe FOESSA de 2019 calcula que un 11% de la población de Cantabria, unas 68.000 personas, viven en situación de exclusión social y, según ha advertido Cáritas, podrían aumentar en las circunstancias actuales.

Las donaciones a Cáritas pueden realizarse a través de sus cuentas habituales o de la página web caritas.es/santander. Son Liberbank ES56 2048 2000 69 3400136927 y Banco Santander ES69 0049 6742 5026 16205486.

El confinamiento y las medidas de prevención establecidas para evitar la propagación del COVID-19 también están afectando la labor de los trabajadores y voluntarios de Cáritas. La organización ha establecido un protocolo interno para modificar la asistencia y el acompañamiento a las personas con las que trabaja, se ha reducido la atención presencial a los casos más extremos o indispensables y no hay atención al público en sus oficinas centrales.

En este sentido, Cáritas insta a la Administración, al tercer sector y a los agentes socioeconómicos, así como a la sociedad en general, a trabajar en red y adoptar medidas urgentes. "La donación en estos momentos tan cruciales sigue siendo una gran ayuda, pero la garantía de la justicia, la dignidad y los derechos de las personas necesita una acción global y un ejercicio de concienciación y sensibilidad para no dejar nadie atrás".

Cáritas ha manifestado una especial preocupación por las personas sin hogar que viven en la calle sin capacidad para confinarse y este sentido ha solicitado que el centro de atención Princesa Letizia de Santander, que se ha habilitado como recurso para alojar a estas personas, permanezca abierto al menos lo que dure el estado de alarma.

Durante el estado de alarma los voluntarios y el personal contratado de la organización están acompañando a familias y menores de manera telefónica, o haciendo servicio de catering a las personas que están en el programa de vivienda.

Algunos proyectos, como el voluntariado de alumnos de instituto que acompañan a ancianos solos en residencias, se han tenido que suspender, mientras que en otros ha habido que extremar las precauciones. Es el caso de Hogar Belén, una casa destinada a atender 24 horas al día a personas con patologías diversas.

SUPERMERCADOS Y FARMACIAS

Además, Cáritas hace un llamamiento público porque necesita la colaboración urgente de supermercados y farmacias para adaptar su sistema de respuesta a la cobertura de necesidades básicas más urgentes, sobre la alimentación y la provisión de medicinas con receta.

Cáritas pretende coordinar que las personas atendidas puedan adquirir este tipo de bienes de primera necesidad en los establecimientos que permanecen abiertos durante el estado de alarma.

El pago y el aval de esas compras correspondería a Cáritas, quien se encargaría de derivar a las personas debidamente identificadas. También se está valorando la compra online de productos de alimentación y hogar.

Esta adaptación de funcionamiento va a suponer un sobreesfuerzo económico, que la institución espera poder asumir con fondos propios y las aportaciones de socios y donantes.

"La población de Cantabria siempre ha demostrado colaborando con Cáritas su solidaridad ante las graves crisis de nuestro mundo, sean dentro o fuera de nuestras fronteras", ha señalado la institución.