Publicado 15/11/2021 15:22CET

Presentadas en el Festival de Huelva de Cine Iberoamericano la películas 'Bandido' y 'La civil'

Presentación de la película 'Bandido' en el Festival de Huelva.
Presentación de la película 'Bandido' en el Festival de Huelva. - FESTIVAL DE HUELVA.

HUELVA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Luciano Juncos compite en la Sección Oficial de Largometrajes con 'Bandido' (Argentina, España, 2021), su segundo largometraje como director, una película que busca reflexionar sobre la postura del hombre frente al devenir. Juncos ha presentado este lunes la cinta en el Festival de Huelva junto al actor Juanma Lara, la actriz Victoria Ríos y el productor Rafael Álvarez. Asimismo, la directora Teodora Ana Mihai ha presentado la película 'La civil', la cual abre el debate sobre la "gran herida" de la violencia en México.

La película dramática de ficción argentina se construye sobre la historia de Roberto Benítez, conocido artísticamente como Bandido, un cantante de música popular que, pasando la mediana edad, entra en una crisis estética. Debido a un incidente, Bandido tendrá en su horizonte una nueva oportunidad de encontrarse consigo mismo y con su más anhelada pasión.

'Bandido', como ha explicado Juncos en Huelva, es "la historia que narra las peripecias de un cantante de música popular que, una vez que ha recogido todos los logros de su vida, que ha hecho el dinero, que ha logrado reconocimiento, se encuentra con que no tiene motivación". El planteamiento de la película empieza, pues, en un momento crucial para el personaje.

"Nos paramos desde ese momento de su carrera y nos replanteamos si existe la posibilidad de dar un giro o volver a encontrarse con aquellas ganas de cantar, de hacer arte y ver si se mantiene encendida esa llama que es la pasión", ha afirmado Juncos.

El director argentino ha explicado que el origen de la película se remonta a su época de estudiante de Comunicación Social en la Universidad de Córdoba, cuando comenzó a escribir el guión junto a Renzo Felippa. Desde el primer momento su intención fue construir un personaje que, habiendo logrado todas las metas de su vida, ahora transita el ocaso de su carrera.

"Queríamos replantearnos y repensar estas cosas porque lo que pasa en la película con las ganas de cantar hemos encontrado que a mucha gente le pasa lo mismo en otras profesiones y nosotros que hacemos cine, que todo el tiempo nos replanteamos tirar la toalla, queríamos explorar ese momento en el que uno se encuentra sin salidas y cómo algunas pequeñas cosas nos hacen conectarnos con aquello de lo que estábamos desconectados", ha señalado.

El rodaje de 'Bandido' ha tenido, incluso, un efecto terapéutico entre los miembros del equipo que han hecho realidad la película. En este sentido, el actor español Juanma Lara ha confesado que volvió de Argentina "mejor persona y mejor actor". La película, ha asegurado, "habla de ocaso pero creo que es un ocaso y un ave fénix, un volver a nacer, que es lo importante, porque los mejores años de nuestra vida son aquellos cuando iniciamos las cosas, luego llega el ocaso pero hay posibilidad de volver a recuperar esa ilusión".

Mientras el protagonista recupera la ilusión por cantar se produce también otra reconexión, en este caso con su hija, un personaje interpretado por Victoria Ramos. La actriz ha señalado durante la rueda de prensa en Huelva que la experiencia de participar en 'Bandido' "ha sido muy bonita desde el principio". "Lo más bonito de mi personaje es el vínculo que tiene con el padre y cómo van reencontrándose y vuelve a haber luz en ese ocaso", ha declarado.

Uno de los elementos fundamentales en esta cinta es la música, que Juncos aprovecha para dar su sitio al cuarteto y la música popular. "Para mí en este momento es importante volver a las raíces musicales", ha dicho el director. También el productor de la cinta, Rafael Álvarez, ha reivindicado la importancia de este arte. "A veces olvidamos lo importante que es la música para nuestras vidas", ha sentenciado.

Nacido en Córdoba (Argentina) en 1991, el también guionista Luciano Juncos estrenó su ópera prima como director, 'La Laguna" (2013), en Competencia Internacional del Festival de Cine de Mar del Plata. Allí comenzó un camino dentro del cine nacional y sus siguientes trabajos fueron películas documentales: 'Blackdali' y 'Del Álamo al Molino'. Fue guionista en la serie documental 'Guardianes de la lengua', jefe de producción del programa 'El Clú del Humor' y co-productor de la película 'Los Besos', de Jazmín Carballo. Actualmente está finalizando una serie documental, 'Relatos del Viento'.

PELÍCULA MEXICANA

Por su parte, la directora Teodora Ana Mihai desembarca en la 47 edición del Festival de Huelva con 'La civil' (Bélgica/ Rumanía/ México, 2021) con un largometraje sobre el tesón de una madre que asume la tarea de encontrar a su hija, secuestrada por un cártel en México. La realizadora, que ha conectado con Huelva desde la ciudad belga de Gante por videoconferencia, compite en la Sección Oficial de Largometrajes con su primera película de ficción.

La trama de 'La civil', basada en hechos reales, comienza cuando la hija adolescente de Cielo (Aracelia Ramírez), Laura, es secuestrada en el norte de México. A pesar de pagar varios rescates, Laura no es devuelta y al ver que las autoridades no ofrecen apoyo en la búsqueda, Cielo toma el asunto en sus propias manos y se transforma de ama de casa en militante vengativa.

Premiada en la sección 'Un certain regard', en el Festival de Cannes, la película se mueve entre el retrato de personajes y el género de acción, a través de un relato que no elude la denuncia social. Según Mihai la violencia es "una gran herida en México", una herida abierta que, a su juicio debería abordarse sin descanso que se cierre.

Precisamente, con 'La civil', la realizadora no ha pretendido presentar soluciones sino contribuir a su búsqueda. "Mi película no ofrece respuestas sino que mantiene el debate vivo y hace muchas preguntas que siguen siendo relevantes a mi parecer", ha confesado.

Mihai ha contado cómo surgió la idea de contar esta historia y ha revelado que el proceso de investigación que permitió hacerla realidad se prolongó durante siete años. Su vínculo con México --que mantiene desde su época de estudiante en EEUU-- hizo que la realizadora belga-rumana se interesase por este tema. Sus investigaciones la llevaron hasta Miriam Rodríguez y quiso contar su historia en un documental.

Sin embargo, ha confesado, los problemas de "seguridad y censura" la hicieron replantear el proyecto y contarlo como historia de ficción. "Me di cuenta de que la ficción nos iba a dar la oportunidad de hablar de un tema importante para México de una manera íntegra y más segura", ha señalado.

A la hora de hablar sobre la violencia, Mihai ha tenido muy claro que no quería repetir tópicos. "Me cuidé mucho de no caer en el amarillismo, me parecía importante que el tema fuera abordado del modo más sobrio y documentalista posible, no quería caer e una violencia que entretiene, estilo Hollywood, sino dar una imagen más real del asunto, más humana", ha revelado.

La realizadora también ha remarcado que, en todo momento, ha buscado dibujar en pantalla "personajes complejos" y espera haberlo conseguido. En este sentido, elogió el trabajo de Aracelia Ramírez, que interpreta el papel protagonista. "Sabía que necesitaba una gran actriz y ciento por ciento motivada, dedicada al papel", ha afirmado.

Teodora Ana Mihai nació en Bucarest, bajo el régimen de Ceausescu. En el 89 se unió a sus padres en Bélgica. Descubrió su amor por el cine cuando era estudiante de secundaria en San Francisco y pasó a estudiar cine en Nueva York. De regreso a Bélgica, comenzó a trabajar como supervisora de guiones y asistente de dirección. Su ópera prima como directora de largometrajes, el documental 'Waiting for August', fue galardonada con más de diez premios internacionales y nominada a los European Film Awards.

Contador