Publicado 21/09/2021 21:51CET

Roca Rey revienta la puerta grande de La Ribera, con cuatro orejas, una logra De Justo y Urdiales firma una gran faena

Puerta grande Roca Rey en Logroño tras cortar cuatro orejas en la tercera de la feria de San Mateo de Logroño
Puerta grande Roca Rey en Logroño tras cortar cuatro orejas en la tercera de la feria de San Mateo de Logroño - EUROPA PRESS

   LOGROÑO, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El torero peruano Andrés Roca Rey ha cortado cuatro orejas en la tercera de feria del abono de San Mateo de Logroño, gracias a dos brillantes actuaciones, marca de la casa, con toreo de cercanías, pases cambiados y varias tandas de rodillas. Emilio de Justo ha paseado un trofeo tras una destacada tarde, y Diego Urdiales ha firmado una gran faena, llena de clasicismo, malograda por los aceros.

   Ha rozado el lleno, del aforo permitido, la plaza de La Ribera, para presenciar una corrida noble de Núñez del Cuvillo que ha acusado falta de raza en algunos pasajes del festejo. Ovación para Diego Urdiales tras romper el paseíllo.

   Una tarde que ha estado marcada por el triunfo arrollador de Roca Rey. Con su primero, el tercero del festejo, 'Tuercepies', negro mulato de 547 kilos, ha saludado a la verónica con gusto, para tras brindar al público, irse a los medios y realizar una serie de estatuarios con pases cambiando que han encendido los tendidos.

   Aún así el peruano se ha topado con un ejemplar algo falto de fuerzas, al que ha exprimido todo lo que tenía, toreando en las cercanías para júbilo del respetable. Una gran estocada le ha llevado a pasear sus dos primeros trofeos.

   Con el sexto, que ha cerrado plaza, Roca Rey ha obtenido el mismo número de orejas, llegando a pedir el público el rabo de 'Tabacalero', un negro mulato chorreado, de 566 kilos. Ha vuelto a brindar al público para iniciar una faena de rodillas, con casi uno decena de pases, alguno muy ceñido. Un toro de mayor transmisión que ha sabido trasladar el diestro al público, al que ha llevado de largo en ambos pitones. Ha rematado la faena, con La Ribera ya entregada, con bernadinas, a lo que unido a un estoconazo le ha llevado a desorejar al animal.

   Otro de los toreros que ha obtenido trofeo ha sido Emilio de Justo. Al primero, 'Esparraguero', lo ha recibido el pacense con una larga cambiada y varias buenas verónicas. Ha habido un "pique" a quites con Roca Rey, éste último con delantales.

   Con la muleta, De Justo ha ofrecido una destacada faena de toreo bajo y buena colocación, para matar de un buen espadazo y pasear una oreja del de Cuvillo.

   En su segundo, el quinto del festejo, que ha brindado a Diego Urdiales, se ha topado con un animal falto de transmisión, logrando varias tandas de calidad con la izquierda. En un momento de la lidia se ha llevado un susto el extremeño por la brusca embestida del astado, estando acertado con la espada. El público ha pedido con fuerza la oreja, siendo negada por el presidente. Tras la vuelta al ruedo De Justo ha sido abroncado el palco.

   Por su parte, Diego Urdiales, con el que ha abierto la corrida, de nombre 'Luminoso', no ha podido brillar, dada la escasa calidad del animal. Se ha vivido otro interesante "pique" a quites, con chicuelinas ceñidas de De Justo y delantales de calidad ofrecidos por el arnedano.

   Ha brindado al toro al periodista Pablo García Mancha para, a continuación, con la muleta tirar de oficio, y de una magistral mano derecha que aún no ha sido suficiente dada la falta de codicia del astado.

   Donde si que ha rubricado su toreo clásico y de verdad el riojano ha sido con su segundo, el cuarto de la lidia. Tras brindar al público, Urdiales ha realizado una faena importante, ligando unas tandas con la mano derecha de muchos quilates, completadas con unos naturales de ensueño, que han encandilado a los tendidos. Una mala colocación de la espada y la escasa suerte con el descabello le ha privado de pasear algún trofeo, siendo ovacionado el riojano.