Publicado 15/10/2021 16:37CET

El sevillano Ignacio de Cossío se convierte en el primer embajador de El Salvador en África

El sevillano Ignacio de Cossío durante la presentación de sus credenciales como primer embajador de El Salvador en África al ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita
El sevillano Ignacio de Cossío durante la presentación de sus credenciales como primer embajador de El Salvador en África al ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita - EUROPA PRESS

SEVILLA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El sevillano Ignacio de Cossío, que desarrolló su labor como cónsul honorario de El Salvador en Sevilla con jurisdicción para la comunidad autónoma de Andalucía desde 2015 al 2020, se ha convertido en el primer embajador de El Salvador en África, después de que este jueves hayan dado comienzo

Tal como ha informado De Cossío a Europa Press, los trámites para inaugurar la Embajada de El Salvador en Marruecos han dado comienzo este jueves en Rabat con la presentación de sus credenciales al ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, como embajador extraordinario y plenipotenciario de la República de El Salvador ante el Reino de Marruecos, tal y como publica el Ministerio de Asuntos Exteriores Marroquí, Cooperación Africana y Marroquíes en el Exterior.

A este sevillano, escritor, periodista y empresario, se le concedió en noviembre la nacionalidad salvadoreña con apoyo mayoritario en la Asamblea Legislativa de El Salvador, a razón de su "intensa labor en la unificación de la comunidad salvadoreña en su jurisdicción, posicionando a El Salvador como un referente y desarrollando actividades de cooperación, inversión, educación, proyección empresarial y turística de gran valor y repercusión".

Sus iniciativas de cooperación, entre otras, pasan por la sanitaria durante el Covid para apoyar al recién estrenado hospital de especialidades Covid en la capital salvadoreña, su renuncia como cónsul honorario para apoyar la apertura del Consulado General en Sevilla o la de hermanamiento entre la ciudad de Sevilla y El Salvador, estimada por el entonces alcalde, Juan Espadas y el hoy presidente del Gobierno del país centroamericano Nayib Bukele.

La embajada, con sede en Rabat, tiene como origen el acuerdo de colaboración que en 2019 oficializan la ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill Tinoco, y su homólogo del Reino de Marruecos, Nasser Bourita, a través del cual fomentar la cooperación bilateral.

"Marruecos y El Salvador trabajarán de la mano en proyectos enfocados en las áreas de seguridad, salud, agua, agricultura, energía, turismo, productos artesanales, desarrollo humano, entre otras", se señala.

El convenio también contempla programas de intercambio en materia cultural y de formación profesional, por medio de becas para jóvenes.

"El fortalecimiento de los lazos de amistad y de cooperación con el Reino de Marruecos representa la apertura de El Salvador a una región históricamente ignorada por la política exterior de gestiones anteriores", concluye.