Publicado 22/10/2021 10:32CET

Tres detenidos en Sevilla por intento de homicidio en una reyerta multitudinaria durante un botellón

Imagen de archivo de la Policía Nacional
Imagen de archivo de la Policía Nacional - CNP

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sevilla a tres varones por su presunta participación en una reyerta multitudinaria entre ciudadanos dominicanos y colombianos. Otra joven ha sido oída en declaración en calidad de investigada no detenida por los citados hechos, por los cuales a los encartados se les imputan delitos de tentativa de homicidio, lesiones y de amenazas graves, además de un delito contra la seguridad vial.

Según la Policía Nacional, los hechos ocurrieron sobre las 4 horas del día 28 de agosto, cuando un grupo de jóvenes de nacionalidad colombiana que se encontraban en la calle Ilustración del polígono El Pino, lugar habitual de botellón, fueron perseguidos por otro grupo de personas de nacionalidad dominicana que también se encontraba en el lugar, derivando principalmente estos hechos en la agresión a uno de los componentes del primer grupo, causándole lesiones con un objeto de metal en la cabeza así como en el brazo con arma blanca de grandes dimensiones, siendo necesaria su asistencia médica al presentar varios puntos de sutura en las zonas afectadas.

De las investigaciones policiales se desprende que los primeros instantes del suceso y al emprender el grupo de colombianos la huida, fueron perseguidos por los agresores a bordo de un vehículo intentando atropellarlos en repetidas ocasiones, llegando a subir el turismo al acerado y zonas ajardinadas, con el consiguiente peligro para el resto de personas congregadas, no participantes en la pelea.

A continuación, según el relato policial, el conductor de ese vehículo se apeó del mismo y rompió unas botellas para intentar agredir con ellas a los integrantes del grupo al que perseguía, produciéndose al mismo tiempo una intimidación ambiental por otras personas, que si bien no participaron propiamente en la agresión proferían amenazas utilizando botellas de vidrio, destacando entre ellos una mujer que portaba un punzón en sus manos, que no dejaba de lanzar amenazas directas contra el grupo agredido.

Inicialmente, al referir la víctima agredida en sus primeras manifestaciones que la reyerta era entre bandas rivales, unido a la congregación de dos grupos por nacionalidades, así como el empleo de un arma de ataque utilizada generalmente en este tipo de enfrentamientos (estilo machete), los agentes consideraron que los hechos podrían enmarcarse en el contexto de tribus urbanas.

No obstante, al finalizar las investigaciones, el grupo especializado en el control e investigación de estos grupos organizados violentos de carácter juvenil de origen latino, encuadrado dentro de la Brigada Provincial de Información de Sevilla, llegó a la conclusión de que los hechos estaban más bien vinculados a conflictos comunes, sin poder incardinarlos dentro de las bandas latinas.

Dos de los tres detenidos tienen antecedentes policiales, siendo todos los arrestados puestos a disposición de la Autoridad Judicial, según la Policía Nacional.