Publicado 08/03/2020 11:26:12 +01:00CET

Los visita del Papa en 2006 se juzga mañana y algunos acusados pactan rebajas con Fiscalía

'El Bigotes' y otros procesados en esta pieza de Gürtel reconocerán los hechos y pagarán la correspondiente responsabilidad civil

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los presuntos amaños orquestados por la trama Gürtel por la visita del Papa a Valencia en 2006 comenzarán a juzgarse este lunes en la Audiencia Nacional y está previsto que, entre la veintena de procesados que se sientan en el banquillo, un grupo que puede llegar a la decena formalice el acuerdo al que han llegado con la Fiscalía Anticorrupción para rebajar su condena a cambio de asumir el delito y satisfacer las responsabilidades civiles derivadas de ello.

Los 'cabecillas' de la trama corrupta Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez 'el Bigotes' volverán a sentarse en el banquillo de los acusados, esta vez junto al expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino y el que fuera director de Radio Televisión Valenciana (RTVV) Pedro García Gimeno.

En total se juzgará a 22 personas --uno de los inicialmente procesados ha fallecido--para que respondan por el desembolso de más de 7 millones de euros en la contratación de las pantallas y megafonía a una sociedad pantalla de la trama Gürtel y cuyo coste permitió el reparto de una suma de 3,3 millones de euros.

A lo largo de la pasada semana se ultimaban los acuerdos de varios de los procesados con el Ministerio Público según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press. Así, el responsable de Orange Market (empresa de la Gürtel en Valencia), Álvaro Pérez, conocido como 'el Bigotes' y al menos otros cuatro procesados ya habían cerrado el suyo con las fiscales del caso.

Pese a que al principio de este proceso de negociaciones parecía las negociaciones podrían afectar a casi la mitad de los encausados, muchos de ellos se han ido cayendo del pacto ante la imposibilidad de afrontar la parte económica del mismo, consistente en el pago de las responsabilidades civiles derivadas de su actuación en los hechos que se juzgan.

Los que sí habían alcanzado un acuerdo por el momento, además de Álvaro Pérez; son el abogado considerado "cerebro financiero" de la trama 'Gúrtel'; Ramón Blanco Balín; quien fuera director de Radio Televisión Valenciana (RTVV), Pedro García Gimeno y dos miembros de la mesa de contratación.

La rebaja de pena supondrá pasar, en el caso de El Bigotes, de una petición de 37 años de cárcel a menos de 2 años y lo mismo para el resto de los que alcancen finalmente acuerdo excepto para García Gimeno -se pedían para él 40 años de prisión--, cuya pena será finalmente algo superior y si le supondría un ingreso en prisión.

Los que no han intentado acuerdo alguno, según las mismas fuentes, serían el cerebro de la trama Francisco Correa, su número dos Pablo Crespo -ambos ya condenados en otras piezas de Gürtel- y el empresario José Luis Martín Parra.

JUICIO HASTA JUNIO CON CAMPS DE TESTIGO

Por la vista oral por estos hechos, que pese a los acuerdos previsiblemente se alargue hasta el próximo mes de junio, pasarán un centenar de testigos entre los que destaca el expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps y miembros de la comunidad eclesiástica.

La vista oral comenzará casi cuatro años después de que el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata mandara a juicio esta pieza 4 de la trama Gürtel tras ver indicios de delitos de asociación ilícita, prevaricación, blanqueo de capitales y delito contra la Hacienda.

La Fiscalía Anticorrupción pedía inicialmente por estos hechos 38 años y tres meses de prisión para Correa; un año menos de cárcel para el que fuera su 'número dos', Pablo Crespo, y el responsable de Orange Market (empresa de la Gürtel en Valencia), Álvaro Pérez. En cuanto a Cotino, pide 11 años de cárcel para él, mientras que la mayor pena de prisión la solicitada para García Gimeno, quien se enfrentará de no culminarse el pacto a 40 años.

Según explica el escrito de acusación de Anticorrupción explica que el exdirector de RTVV "pese a no ostentar cargo alguno" en la FVEMF "ni formar parte de sus competencias como conseller de Agricultura, impulsó activamente y gestión 'de facto'" la contratación sobre la instalación de pantallas gigantes y los servicios de video y megafonía para que los asistentes al acto siguieran el recorrido del Papa Benedicto XVI.

Una actuación que previsiblemente se llevó en común acuerdo con Cotino y los principales cabecillas de la trama Gürtel para que la contratación de las empresas de Correa se hiciera a través de la televisión pública a fin de realizar el "pago con cargo a fondos públicos" mediante "facturas falaces de servicios inexistentes".

Así, obtenían un beneficio "personal" con cargo al erario público mediante la entrega de gratificaciones a funcionarios y autoridades, enmascarando sus ganancias a través de un entramado de empresas y testaferros y aprovechando los "estrechos" contactos que 'el Bigotes' tenía con el entonces director de RTVV.

Por ejemplo, Cotino fue agasajado con un chaquetón de la marca Milano valorado en 375 euros y Gacía Gimeno consiguió prendas de vestir por importe de 3.550 euros y un coche de la marca Mini valorado en más de 30.000 euros, señala la Fiscalía en su escrito de conclusiones provisionales.

Además, destaca que entre los distintos repartos de comisiones, el líder de la Gürtel recibió 1,49 millones de euros; Crespo, de 166.000 euros y 'el Bigotes' y García Gimeno se hicieron con medio millón de euros.

CAMPS ENTRE LOS TESTIGOS

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional tiene previsto iniciar los interrogatorios de los acusados en la primera sesión del juicio y que terminen de declarar el próximo día 16 de marzo. Así, la idea es que un día después, el 17 de marzo, comiencen a comparecer los testigos, muchos de ellos investigados por un juzgado de Valencia por las presuntas irregularidades en las contrataciones de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias (FVEMF) _acusada como partícipe a título lucrativo_ para la visita del Papa y que se derivó de la causa que instruyó el juez José de la Mata.

Es el caso de Francisco Camps, que además está procesado también en la Audiencia Nacional por supuestos amaños en la adjudicación de la Generalitat valencia a Orange Market en la edición de Fitur de 2009; del exvicepresidente del Consell Víctor Campos, condenado a pagar una multa de 9.600 euros en la causa de los 'trajes'; y el expresidente de la Diputación Fernando Giner. Debido a su situación de investigados en otras causas, además relacionada con la que se juzga, podrán acogerse a su derecho de no declarar.

Este juicio es el sexto de la trama Gürtel que se juzga, pero el quinto que celebra la Audiencia Nacional. La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de este órgano ya ha valorado los hechos relativos a la primera época de actividades (1999-2005), pendiente de que próximamente el Supremo la haga firme; la financiación irregular del PP valenciano; y los amaños de contratos con Aena y el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz).

Contador

Lo más leído

  1. 1

    Coronavirus.- República Checa prorroga hasta el 11 de abril las medidas contra el coronavirus

  2. 2

    Coronavirus.- Canadá gasta 1.300 millones en material médico por la carencia de suministros para frenar el coronavirus

  3. 3

    Coronavirus.- La ONU pide "no perder de vista" las necesidades de los migrantes venezolanos en plena pandemia

  4. 4

    Coronavirus.- República Dominicana anuncia medidas para ayudar a las familias vulnerables por el coronavirus

  5. 5

    Coronavirus.- Alemania suma casi 5.500 nuevos contagios y cerca de 150 fallecidos en 24 horas