Actualizado 27/05/2015 21:42:57 +00:00 CET

Los 27 guerrilleros abatidos en Cauca no recibieron tiros d gracia

Ejército de colombia
Foto: COLPRENSA

BOGOTÁ, 27 May. (EUROPA PRESS) -

   Medicina Legal ha asegurado este miércoles que los 27 guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que fueron abatidos en el bombardeo efectuado el 21 de mayo por el Ejército en el municipio de Guapi (Cauca) no recibieron tiros de gracia.

   "En ninguno de los cuerpos se detectó residuos de disparo a corta distancia", ha dicho el director de Medicina Legal, Carlos Valdés, en declaraciones a Caracol Radio.

   Valdés ha detallado que, aunque hay algunos cadáveres con balas, las heridas evidencian que fueron realizadas a larga distancia, de modo que ha descartado que los insurgentes fueran ejecutados.

   "En todos los cuerpos se evidenciaron quemaduras" de segundo y tercer grado "producto de artefactos explosivos", ha precisado, explicando que ello indica que murieron a causa de la onda expansiva de los proyectiles.

   Esta versión contradice la defendida este miércoles por el guerrillero 'Pastor Alape', que desde La Habana ha revelado que --según el testimonio de los supervivientes-- "varios heridos fueron rematados con tiros de gracia cuando pedían auxilio".

   También ha aprovechado la intervención desde Cuba para revelar que entre los 27 guerrilleros muertos está 'Jairo Martínez', uno de los negociadores de las FARC, que estaba en Guapi haciendo "pedagogía de la paz".

   El ataque en Guapi ha sido un revés para el proceso de paz, ya que ha supuesto la suspensión de la tregua unilateral anunciada por las FARC el 20 de diciembre y, según los expertos, esto se traducirá en un repunte inmediato de la violencia.

   No obstante, tanto el Gobierno como la guerrilla han reiterado su voluntad de seguir adelante con el proceso de paz, que antes de estos sucesos parecía estar a punto de llegar a su fin con la negociación simultánea de los últimos temas de la agenda.