Publicado 09/12/2020 18:18CET

El 64% de los españoles quiere que la recuperación económica tras el COVID-19 tenga en cuenta la emergencia climática

Un proceso natural para convertir gases en nitratos
Un proceso natural para convertir gases en nitratos - UNIVERSIDAD DE SEVILLA - Archivo

   El BEI celebra que los españoles no hayan perdido de vista la emergencia climática pese a ser de los más afectados por la crisis del COVID-19

   MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El 64 por ciento de los españoles considera que la recuperación económica tras el impacto de la pandemia del coronavirus debe tener en cuenta la emergencia climática, lo que supone 7 puntos más que el resto de vecinos europeos, según una encuesta del Banco Europeo de Inversiones, que considera también que el 29 por ciento de los españoles opina que España está "a la vanguardia" de la lucha contra el cambio climático respecto a otros países, 12 puntos menos que la media europea.

   Los datos forman parte de las conclusiones de la tercera encuesta del BEI sobre el clima, que evalúa actitudes y opiniones de los europeos respecto al cambio climático e incorpora también cómo la crisis del COVID-19 influye en la percepción de los europeos respecto a la emergencia climática.

   En concreto, el trabajo concluye que la acción por el clima es esencail para la recuperación económica tras la pandemia, en el caso de los españoles, para un 64 por ciento, que considera que el Gobierno debe promover un crecimiento económico con bajas emisiones de carbono y con capacidad de adaptación a los cambios derivados del cambio climático.

   La cifra que aporta España a la encuesta se sitúa siete puntos por encima de la media europea. Además, refleja que solo el 36 por ciento afirma que su Gobierno debería utilizar "cualquier medio a su alcance" para impulsar la economía y lograr un rápido crecimiento económico.

   Asimismo, el 29 por ciento de los españoles considera que su país está a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático en comparación con otros países, es decir, 12 puntos menos que la media europea (41 por ciento).

   Los ciudadanos españoles se muestran más acordes en relación a la acción por el clima que está realizando la Unión Europea, y el 66 por ciento de los encuestados afirma que la UE está "a la vanguardia" de la lucha climática, un dato similar al de la media europea.

   Por otro lado, los resultados de la encuesta del BEI reflejan que el 81 por ciento de los españoles considera que el COVID-19 es el mayor desafío al que se enfrenta actualmente su país y el 79 por ciento está a favor de implantar medidas más estrictas para imponer cambios en los comportamientos individuales para hacer frente así a la crisis climática.

   El BEI señala en el comunicado en el que informa de los resultados de la encuesta que la crisis del COVID-19 "establece un nuevo orden de prioridades y desafíos" y que "España es uno de los países europeos más afectados por la pandemia", una situación que ha alterado como los ciudadanos perciben los desafíos de su país.

   Así, señala que la pandemia es el desafío mayor al que se enfrenta España en 2020 (el 81 por ciento frente al 72% de media europea) seguido del desempleo (61% frente al 41% de los europeos) y la crisis económica (el 51% de los españoles, 14 puntos más que la media europea).

   La situación ha cambiado la percepción respecto a 2019, cuando los españoles consideraban que la lucha contra el cambio climático era el tercer desafío más importante del país; mientras que ahora se sitúa en la sexta posición, con el 18 por ciento; por detrás de la inestabilidad política (30%) y el acceso a la atención sanitaria y a los servicios de salud (21%).

   La encuesta del BEI incluye también una comparación la diferencia de percepción de ciudadanos europeos con estadounidenses y chinos. En todos los casos, la pandemia ha alterado la percepción de los desafíos a los que se enfrentan los países.

   De hecho, para el 73 por ciento de los estadounidenses y el 72 por ciento de los europeos ahora la crisis sanitaria es el "principal reto" que afrontan sus respectivos países. Solo los encuestados chinos siguen considerando el cambio climático como el mayor desafío de su país (61%), ligeramente por delante de la pandemia del COVID-19 (59%).

UNA RECUPERACIÓN VERDE

   El BEI afirma también que los encuestados de todo el mundo están divididos respecto a su apoyo a una recuperación verde o si tomar las medidas necesarias para volver a una dinámica de crecimiento económico lo antes posible.

   El 57 por ciento de los encuestados europeos está a favor de una recuperación económica que tenga en cuenta la emergencia climática. Por su parte, los estadounidenses están divididos casi por igual entre apoyar una recuperación verde (49%) o volver al crecimiento económico lo antes posible (51%), mientras que en China la mayoría de los ciudadanos (73%) apoyan una recuperación verde.

   Por su parte, el 66 por ciento de los europeos afirma que la UE está "a la vanguardia" de la lucha contra el cambio climático, en comparación con el 90 por ciento de los ciudadanos chinos que creen que China está a la cabeza, y el 49 por ciento de los estadounidenses que creen que es Estados Unidos quien lidera esta cuestión.

   Por último, la encuesta insiste en que la acción por el clima es esencial para la recuperación económica tras la pandemia para el 64 por ciento de los españoles encuestados, que consideran que el Gobierno debe promover un crecimiento económico con bajas emisiones de carbono y con capacidad de adaptación a los cambios derivados del cambio climático.

   Este dato se sitúa siete puntos por encima de la media europea. Además, solo el 36 por ciento afirma que su gobierno debería utilizar cualquier medio a su alcance para impulsar la economía, con el objetivo de lograr un rápido crecimiento económico.

CONFINAMIENTO CLIMÁTICO

   Si el año 2020 ha estado marcado por las restricciones de confinamiento, movilidad o el uso obligatorio de las mascarillas, los ciudadanos españoles señalan que estarían a favor de adoptar medidas similares para afrontar al cambio climático. De hecho, el 79 por ciento estaría a favor de medidas públicas más estrictas que impongan cambios en el comportamiento individual para hacer frente al cambio climático (nueve puntos por encima de la media europea, del 70 por ciento.

   El vicepresidente del BEI, Ambroise Fayolle, admite que 2020 está siendo un año "muy complicado" y que "no es de extrañar" que la pandemia se haya convertido en "la principal preocupación" de los ciudadanos.

   "Los españoles quieren una recuperación económica verde. Se trata de un indicio claro y una llamada a la acción para las instituciones pertinentes", ha manifestado Fayolle que ha asegurado que el BEI está "más comprometido que nunca" para abordar este desafío en los próximos años.

   Por su parte, el vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho Félix, ha destacado que España ha sido uno de los países europeos más afectados por la pandemia. Sin embargo, añade que a pesar de los "devastadores" efectos que el COVID-19 está teniendo en el sistema de salud y la economía, le enorgullece que los ciudadanos españoles no hayan perdido de vista la emergencia climática.

   "Esta es una señal clave y un llamado a la acción por parte de los ciudadanos españoles. Desde el Banco del Clima de la UE, estamos más comprometidos que nunca en apoyar los objetivos de descarbonización y medioambientales de España", ha concluido.