Abren investigación al alcalde de Bogotá por corrupción

Publicado 28/09/2015 21:45:30CET

   BOGOTÁ, 28 Sep. (Colprensa/Notimérica) -

   La Procuraduría General de la Nación ha abierto una investigación formal contra el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, por presuntos hechos de corrupción en la celebración, ejecución y proyecto de prórroga para la operación de la línea de emergencias de la ciudad: 123.

   La reacción de Petro a esta investigación no se ha hecho esperar y en su cuenta de Twitter se ha preguntado si lo que "busca" el procurador general, Alejandro Ordóñez, es sancionarle en tres procesos "así la ley le permite quitarme mis derechos políticos por cinco años", ha dicho.

   La investigación del despacho del procurador general también afecta a la secretaria general de la alcaldía, Martha Lucía Zamora, y al presidente de la ETB, Saúl Kattán Choen, así como al funcionario Iván Mesa Yepes.

   La Procuraduría analiza supuestos hechos de corrupción en la celebración y prórroga del convenio 561 de 2014 suscrito entre la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) y el Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá.

   En ese sentido, la Procuraduría ordenó a la Alcaldía remitir informes sobre la celebración de ese contrato, los estudios que lo sustentaron, la interventoría del mismo, así como la carta en la que el Fondo recomienda darlo por terminado, entre otros.

   Igualmente, se ordenó escuchar en declaración a los funcionarios del Fondo Fernando Arbeláez y Jairo Osorio; así como a Natalia de la Vega, exdirectora del Fondo, y a la gerente de Itelca, Nhora Albornoz.

81.000 MILLONES DE PESOS.

   En julio de este año, la Contraloría de Bogotá determinó hallazgos fiscales para evaluar la posible apertura de procesos por 81.000 millones de pesos, relacionados con presuntas irregularidades en el manejo de la línea única de atención de emergencias 123.

   Según la Contraloría, el convenio, que tenía el propósito de garantizar el funcionamiento integral de la Línea 123, se extendió por un período de 10 años.

   Sin embargo --añade-- después de este período y de inversiones por cerca 90.000 millones de pesos, se encontraron deficiencias relacionadas con fallas de conectividad y retrasos para la puesta en funcionamiento de todos sus subsistemas.