Publicado 14/08/2021 04:31CET

ACNUR advierte de "violencia sexual generalizada y sistemática contra mujeres desplazadas" en RDC

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha advertido este viernes de "incidentes de violencia sexual generalizada y sistemática contra mujeres y niñas desplazadas", perpetrados por grupos armados en la provincia de Tanganica, en la República Democrática del Congo.

En esta provincia, donde más de 23.000 personas se han visto desplazadas desde mayo sólo en el territorio de Kongolo, al norte de Tanganica, según indica las autoridades locales, ACNUR ha señalado que la mayoría se ha visto obligada a huir por la inseguridad en los últimos tres meses.

Específicamente, ha mostrado "su preocupación" ante los registros de las últimas dos semanas, en las zonas sanitarias de Kongolo y Mbulula, donde han habido 243 casos de violación, 48 de los cuales involucraban a menores, en 12 aldeas diferentes y lo que supone una media de 17 agresiones diarias.

"Se cree que las cifras reales son aún mayores, ya que la denuncia de la violencia de género sigue siendo un tabú en la mayoría de las comunidades (...) Además del enorme trauma físico y psicológico que genera una violación, las supervivientes de la violencia sexual pueden enfrentarse al estigma y a la posible exclusión de sus familias", ha dicho la portavoz de ACNUR, Shabia Mantoo.

Asimismo, ha apuntado a "grupos armados rivales" como los autores de las violaciones "que compiten por mantener el control de las zonas mineras --especialmente las minas de oro-- y como represalia contra las operaciones militares dirigidas por el gobierno".

"Los civiles se encuentran atrapados en medio de intensos enfrentamientos entre las distintas partes", ha lamentado Mantoo, y ha comentado que "las personas forzosamente desplazadas han acusado a los grupos armados de llevar a cabo violaciones masivas cuando las mujeres intentan huir de sus hogares".

"Algunas mujeres y niñas han sido secuestradas y utilizadas como esclavas sexuales por miembros de grupos armados así como se han exigido rescates a las familias a cambio de su libertad", ha dicho la portavoz.

Por último, ACNUR ha pedido a las "autoridades que aumenten urgentemente la seguridad" en esta zona, que permitan el acceso de la ayuda humanitaria y que se inicien investigaciones para que los autores de las violaciones sean llevados ante la justicia.

La ONU ha informado de que hasta julio de 2021, cerca de 310.000 personas se han visto desarraigadas por la inseguridad y la violencia y se encuentran desplazadas en la provincia de Tanganica, donde las necesidades humanitarias y de protección son cada vez mayores.