ACNUR dice que el cierre parcial de fronteras en Venezuela pone en peligro numerosas vidas

Miles de venezolanos rompen las barreras de seguridad en la frontera para cruzar
REUTERS / CARLOS EDUARDO RAMIREZ
Publicado 05/04/2019 23:51:08CET

   MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha alertado este viernes de que el cierre parcial de la frontera entre Venezuela y Colombia está fomentando la migración irregular y pone en peligro numerosas vidas.

   "A pesar de que Venezuela cerró oficialmente sus fronteras terrestres con sus vecinos Colombia y Brasil el 23 de febrero, miles de personas siguen abandonando el país cada día", ha dicho el portavoz del organismo, Andrej Mahecic.

   Así, ha señalado que "muchas arriesgan sus vidas en el proceso, ya sea al vadear ríos torrenciales o exponiéndose a sufrir abusos o explotación por parte de grupos armados que controlan las traicioneras rutas clandestinas".

   Mahecic ha resaltado que cerca de 46.000 personas forzaron su paso a través del puente de Simón Bolívar, que conecta las localidades de San Antonio del Táchira y Cúcuta, en Venezuela y Colombia, respectivamente.

   "Con la gente cruzando en ambos sentidos, en un momento dado las barreras para contener a la multitud fueron derribadas. El tumulto puso en riesgo de ser aplastados o pisoteados a bebés, niños pequeños asustados, mujeres embarazadas exhaustas, personas mayores y personas con discapacidad. Afortunadamente, no se han reportado heridos", ha manifestado.

   En este sentido, ha resaltado que la situación vivida durante la última semana es resultado de la crecida del río Táchira, al tiempo que ha advertido de que esto "eleva el peligro en los cruces a pie más de lo habitual".

   "Desde el 23 de febrero, cuando las autoridades venezolanas impusieron restricciones al cruce de fronteras, el tránsito a pie por el puente había disminuido", ha subrayado.

   Mahecic ha resaltado que, en respuesta, la población ha recurrido a las 'trochas' y a vadear el río para llegar a Cúcuta para acceder a su puesto de trabajo, su centro de estudio, obtener atención médica o comida y medicamentos.

   "Asimismo, miles de refugiados y migrantes venezolanos acceden a Colombia cada día para quedarse allí o continuar su viaje a otros países latinoamericanos", ha dicho.

   "Esta situación ilustra los peligros que entraña el cruce irregular de fronteras por parte de personas en situación desesperada. Aunque para el miércoles el nivel de la corriente del Táchira había descendido temporalmente, la próxima llegada de la estación de lluvias continuará provocando que los cruces sean altamente peligrosos", ha resaltado.

   Por otra parte, ha dicho que ACNUR "reconoce los esfuerzos de Colombia y de otros países latinoamericanos, que acogen a millones de venezolanos, y el compromiso de las autoridades colombianas para favorecer el acceso a su territorio, residencia legal y otros derechos básicos".

Contador

Para leer más