Publicado 25/01/2021 21:36CET

ACNUR pide a la comunidad internacional impulsar el reasentamiento de refugiados tras constatar un mínimo histórico

Familia de refugiados nigerianos en Diffa
Familia de refugiados nigerianos en Diffa - ACNUR/IBRAHIM ABDOU - Archivo

La ONU calcula que cerca de 1,5 millones de personas necesitan ser reasentadas en todo el mundo

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha pedido este lunes a la comunidad internacional incrementar el reasentamiento de refugiados después de que en 2020 se registrara la cifra más baja de personas reasentadas en casi dos décadas.

En un comunicado, la agencia de la ONU ha instado a "salvar más vidas" y ha lamentado que en el último año únicamente fueran reasentadas 22.770 personas, tal y como indican los datos de ACNUR.

Así, ha señalado que la caída se debe, en gran medida, a las bajas cuotas de reasentamiento, así como al impacto de la pandemia de coronavirus. "Sólo podemos esperar que 2020 sea una anomalía histórica para el reasentamiento de refugiados", ha expresado la responsable de Protección dentro de ACNUR, Gillian Triggs.

"Hacemos un llamamiento urgente a los gobiernos para que impulsen sus programas este año, ofrezcan más plazas de reasentamiento, agilicen la tramitación de los casos y nos ayuden a salvar las vidas de aquellos más necesitados y en mayor riesgo", ha aseverado.

En este sentido, ha recordado que el año pasado fue "uno extremadamente difícil para toda la población mundial", si bien ha resaltado que lo ha sido, especialmente, "para las personas refugiadas, que viven en una situación muy precaria, luchando por sobrevivir".

No obstante, ACNUR, que ha alertado de que son casi 1,5 millones de personas las que necesitan ser reasentadas, ha destacado que una veintena de países hayan reanudado sus programas de reasentamiento en 2020 y hayan recibido refugiados a lo largo del año. "Hemos visto que el reasentamiento de personas refugiadas puede gestionarse, incluso durante una emergencia sanitaria mundial, siempre que existan protocolos sanitarios y de seguridad adecuados y correctos", ha dicho Triggs.

La mayoría de los refugiados reasentados durante el último año procedía de Siria, República Democrática del Congo y Birmania. "Mientras las guerras y los conflictos continúen, los desplazamientos sigan siendo prolongados y los países con menos recursos tengan que soportar una carga extremadamente desproporcionada al acoger a la mayoría de las personas refugiadas en el mundo, necesitamos que otros países den un paso al frente", ha manifestado.