Publicado 23/11/2020 11:01CET

El activista de Hong Kong Joshua Wong, en prisión preventiva tras declararse culpable de instigar una "asamblea ilegal"

El activista de la oposición de Hong Kong, Joshua Wong.
El activista de la oposición de Hong Kong, Joshua Wong. - ISAAC WONG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El activista de la oposición de Hong Kong Joshua Wong permanece en prisión preventiva tras declararse culpable por participar en las protestas no autorizadas frente a una comisaría de Policía en junio de 2019, en el marco de las fuertes manifestaciones contra el Gobierno que se produjeron durante meses.

Junto a Wong están detenidos los activistas Ivan Lam y Agnes Chow, que también se han declarado culpables. Wong y Lam han comparecido este lunes en el tribunal del distrito de West Kowloon.

En una serie de mensajes compartidos a través de su cuenta de Twitter ya detenido, el activista ha aludido a otros 12 activistas que están encarcelados. "Deseo rendir homenaje a nuestros compañeros activistas que están a punto de enfrentarse a juicios y a la cárcel, o a los que están angustiados por no poder regresar a casa", ha dicho.

"Lo que estamos haciendo ahora es explicar el valor de la libertad al mundo, a través de nuestra compasión a quien amamos, tanto que estamos dispuestos a sacrificar la libertad de los nuestros", ha agregado, afirmando que "todavía" está aprendiendo a lidiar con el "miedo".

Antes de la audiencia judicial, Wong y Lam habían anunciado que se declararían culpables de organizar, participar e incitar a los manifestantes a unirse a una manifestación no autorizada frente a la comisaría de Policía de Wan Chai el 21 de junio, unas acusaciones que negaron el pasado mes de julio cuando fueron detenidos.

En aquella ocasión, su puesta en libertad bajo fianza se produjo tan solo una semana después de la entrada en vigor de la nueva ley de seguridad nacional de Hong Kong, que enumera cuatro categorías de delitos: secesión, subversión, terrorismo y colusión con un país extranjero para poner en peligro la seguridad nacional.

Se espera que el proceso judicial se prolongue durante los próximos seis días. Wong ha explicado que espera que este caso atraiga la atención de la comunidad internacional, pues se enfrenta a un sistema penal "manipulado" por el Gobierno de Pekín, señala el diario 'South China Morning Post'.

"Nuestro caso es relativamente menor. Bajo la continua represión contra los ciudadanos de la ciudad, generaciones de jóvenes pasan de las protestas a las cárceles para salvaguardar la libertad del lugar donde nacimos", ha manifestado.

Wong comunicó en su página de Facebook que la decisión de cambiar su declaración se produjo después de hablar con sus abogados y ha reconocido que "no es fácil lograr un equilibrio" entre dedicarse a la política "y lidiar con arduas demandas".

Chow sí se declaró culpable durante aquella detención del pasado mes de julio de haber incitado a una multitud para unirse al asedio, que duró unas 15 horas, sobre aquella comisaría un año antes.

Por su parte, a través de su página de Facebook, Chow ha afirmado que se siente preparada para entrar en prisión, que tratará de "manejar" esa posibilidad "con valentía", aunque ha considerado que, "en comparación con muchos" de sus amigos, está "cargando con muy poco".

Los tres se enfrentan a delitos de secesión, rebelión, o colaboración con una potencia extranjera para alterar la seguridad nacional. La pena máxima para cada uno de esos delitos es la cadena perpetua aunque la sentencia sugerida para algunos delitos menores es de tres años de prisión.