Publicado 10/12/2020 15:45CET

Activistas de Greenpeace denuncian que los compromisos climáticos de la UE están "desinflados" y lejanos a la ciencia

Activistas de Greenpeace despliegan en Bruselas (Bélgica) un globo aerostático para denunciar la falta de ambición climática de los Veintiesiete a los que reclaman una reducción de CO2 más elevada para 2030.
Activistas de Greenpeace despliegan en Bruselas (Bélgica) un globo aerostático para denunciar la falta de ambición climática de los Veintiesiete a los que reclaman una reducción de CO2 más elevada para 2030. - PHILIP REYNAERS / GREENPEACE / PHILIP REYNAERS

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Activistas de Greenpeace se han subido este jueves a un globo aerostático en Bruselas, donde se reúne el Consejo de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete, para denunciar que los compromisos climáticos de la UE están "desinflados" y son lejanos a las recomendaciones que marca la ciencia como los necesarios para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados.

La acción se produce cerca del edificio donde los gobernantes europeos deberán decidir entre este jueves y viernes si aumentan o no el objetivo de reducicón de emisiones de la UE para 2030 del 40 al 55 por ciento. Sin embargo, Greenpeace considera que para cumplir con el Acuerdo de París, sería necesaria una reducción de emisiones de CO2 del 65 por ciento para entonces y quiere que España se alinee con los países que defienden los objetivos más ambiciosos.

Los activistas han desplegado una pancarta de 10x7 metros con el mensaje '¿En qué planeta vivís?' en varios idiomas para denunciar la falta de impulso a los compromisos justo cuando "más se necesita valentía y ambición".

Para el asesor de política climática de Greenpeace para la UE, Sebastian Mang, describir como un "logro" un objetivo climático del 55 por ciento "lleno de trampas" sería como celebrar una victoria en un maratón cuando todavía estás a diez kilómetros de la línea de meta.

"La comunidad científica advierte de que las emisiones de la UE deberían reducirse al menos dos veces más rápido que ahora para no limitar a 1,5 ºC el aumento de la temperatura global y evitar una catástrofe climática. Esto significa que no hay espacio para combustibles fósiles como el gas, las granjas industriales o tecnologías costosas y peligrosas como la energía nuclear", ha advertido.

La ONU calcula que los Gobiernos deben reducir sus emisiones al menos un 7,6 por ciento cada año para tener la posibilidad de limitar el calentamiento global a 1,5 ºC y Greenpeace alerta de que un objetivo de reducción de emisiones del 55% en 2030 supondría una reducción anual de solo el 5 por ciento.