Actualizado 02/04/2015 00:04 CET

Acusan de corrupción al senador demócrata Robert Menendez

El senador Bob Menéndez podría ser acusado de corrupción
Foto: TWITTER @SENATORMENENDEZ

WASHINGTON, 1 Abr. (Reuters/Notimérica) -  

   El senador demócrata por el estado de Nueva Jersey, Robert Menendez, ha sido acusado este miércoles de cargos de corrupción por haber aceptado regalos de un oftalmólogo, según ha informado un portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

   El pasado 6 de marzo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ya anunció que presentaría cargos de corrupción contra el influyente senador estadounidense de origen cubano.

     Menendez, de 61 años, está acusado junto al oftalmólogo de Florida Salomon Melgen de un cargo de conspiración, uno de violación de la ley de viajes, siete de soborno y tres por fraude. El senador también afronta un cargo por falso testimonio.


   El Departamento de Justicia ha argumentado que Menendez "habría aceptado regalos de Melgen a cambio de usar las atribuciones de su cargo de senador para beneficio de los intereses personales y financieros de Melgen".

   Menendez, expresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, ha negado que haya hecho algo malo y ha rechazado presentar su renuncia.  Cuando el pasado 6 de marzo conoció que podría ser acusado aseguró que siempre se ha comportado "debidamente y de acuerdo con la ley", 

   Estadounidense de origen cubano, Menendez está entre los políticos de latinos más conocidos del país. Si decidiera renunciar a su escaño, el gobernador del estado, el republicano Chris Christie, podría nombrar un sustituto provisional hasta la celebración de una elección, aumentando la mayoría republicana en la Cámara Alta.

CUBA Y VENEZUELA

   Menendez ha sido un claro defensor de la acción ejecutiva de inmigración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aunque su postura sobre Cuba es de mayor cautela.

   Así, el senador pidió recientemente al secretario de Estado, John Kerry, que no retire a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo alegando que acoge a prófugos de la Justicia norteamericana y es un "refugio" para miembros de la organización terrorista ETA (España) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

   También ha confrontado con el Gobierno venezolano y ha advertido de que seguirá denunciando los abusos de derechos humanos en Venezuela aunque el presidente de este país, Nicolás Maduro, le prohíba viajar allí, dijo en referencia al anuncio del mandatario venezolano de que prohibirá la entrada al país de varios funcionarios estadounidenses, entre los que se encuentra él, y el republicano Marcos Rubio.