Publicado 11/02/2020 12:57:24 +01:00CET

Afganistán.- ACNUR llama a "reavivar la esperanza" para los 2,7 millones de refugiados afganos

Afganistán.- ACNUR llama a "reavivar la esperanza" para los 2,7 millones de refu
Afganistán.- ACNUR llama a "reavivar la esperanza" para los 2,7 millones de refu - ACNUR/ROGER ARNOLD - Archivo

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Marcado por más de cuatro décadas de violencia, Afganistán sigue generando un flujo constante de desplazados. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha llamado a la comunidad internacional a "reavivar la esperanza" para quienes siguen fuera de su país, entre ellos 2,7 millones de refugiados.

Afganistán tiene a día de hoy una población de unos 35 millones de personas, de las cuales el 25 por ciento son refugiados retornados desde la caída del régimen de los talibán en el año 2001. También hay medio millón de desplazados internos, según datos de ACNUR.

Unos 4,6 millones de afganos viven fuera del país, entre ellos 2,7 millones registrados formalmente como refugiados. Pakistán, con 1,4 millones, e Irán, con 1 millón, son los principales países de acogida, fruto de una "reseñable generosidad" que, en opinión de la agencia de la ONU, ha tenido "poco reconocimiento" y "cada vez menos apoyo" internacional.

Más de un millón de los refugiados afganos son niños menores de 14 años y tres cuartas partes del total tienen menos de 25 años, lo que evidencia el perfil joven de un colectivo que no deja de aumentar. El portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic, ha advertido de una "preocupante tendencia" en el caso de Europa, donde los afganos son ya el principal grupo de solicitantes de asilo.

"Durante más de cuarenta años, los afganos han huido de la violencia, la guerra, el conflicto y los desastres naturales", ha agregado Mahecic, quien confía en que una cumbre organizada la próxima semana en Islamabad sirva como "recordatorio global" de las necesidades aún pendientes.

Así, y dado que "muchos (de los refugiados) sienten que el mundo les ha abandonado", ACNUR ha instado a ver la conferencia del 17 y 18 de febnrero como una "oportunidad para la solidaridad internacional y el reparto de responsabilidades", tanto mediante la ayuda a los países de acogida como al desarrollo de Afganistán, objetivo último si se quiere avanzar hacia un "retorno sostenible".

Esta solidaridad pasa también por un aumento de los fondos destinados a proyectos para el desarrollo. "La falta de fondos afecta gravemente a los esfuerzos para educar y empoderar a los afganos jóvenes en el exilio, que desempeñarán un papel clave en la reconstrucción de sus comunidades cuando vuelvan", ha subrayado Mahecic.