Publicado 23/07/2021 09:11CET

Afganistán.- Afganistán acusa a los talibán de la matanza de un centenar de civiles cerca de la frontera con Pakistán

Militares en Kandahar, Afganistán
Militares en Kandahar, Afganistán - SANAULLAH SEIAM / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Afganistán ha acusado este viernes a los talibán de la matanza de cerca de un centenar de civiles en el distrito afgano de Spin Boldak, situado en la provincia de Kandahar (sur) y cerca de la frontera con Pakistán, después de que fuera tomado la semana pasada por los insurgentes.

La denuncia sobre la masacre ha sido formulada por fuentes citadas por la cadena de televisión afgana Tolo TV y confirmada por el Ministerio del Interior afgano, que ha acusado directamente a los talibán de lo sucedido, si bien el grupo se ha desvinculado de los sucesos.

El portavoz del Ministerio del Interior, Miruais Stanekzai, ha destacado que los asesinatos fueron llevados a cabo por "terroristas brutales que siguen órdenes de sus jefes punyabíes --en referencia a Pakistán--" y ha acusado a los talibán de atacar y saquear viviendas y "causar el martirio a cien personas inocentes".

Stanekzai ha resaltado que los talibán "llevaron a cabo estos actos por orden de sus jefes, dado que quieren dar el color de una guerra étnica a su guerra de proxies", mientras que el portavoz del Ministerio de Defensa, Rohulá Ahmadzai, ha cargado contra los insurgentes por los saqueos, destrucción de infraestructura pública y asesinatos.

Por su parte, Mohamad Afghan, miembro del consejo provincial de Kandahar, ha confirmado que personas armadas no identificadas secuestraron a sus dos hijos en su vivienda y los asesinaron. "Dicen que no estaban vinculados a los talibán, pero sean quienes sean, tienen que ser capturados y llevados ante la justicia", ha recalcado.

En este sentido, ha afirmado que "algunas personas dicen que se han llevado a 380 personas y que los asesinados siguen allí tirados". Fuentes de seguridad han indicado que los cuerpos de múltiples civiles aún no han sido retirados de las calles de Spin Boldak.

Los talibán afirmaron el 14 de julio haberse hecho con el control del paso fronterizo entre Spin Boldak y Chaman, el segundo más importante en la frontera entre ambos países, tras lo que han circulado vídeos en redes sociales en los que ve la bandera del grupo indeando en el puesto.

Las autoridades de Afganistán acusaron la semana pasada a Pakistán de emitir una "advertencia oficial" a Kabul sobre sus planes para lanzar operaciones contra los talibán en Spin Boldak, una localidad cercana a un paso fronterizo con la ciudad paquistaní de Chaman.

Pakistán rechazó las críticas de Afganistán, si bien el vicepresidente primero afgano, Amrulá Salé, cargó nuevamente contra Islamabad y recordó que "durante 20 años, Pakistán negó la existencia de la Shura de Quetta o la presencia de los líderes terroristas talibán en su territorio".

Afganistán se ha visto sumido en un aumento de la violencia durante los últimos meses, en los que los talibán han logrado importantes avances territoriales, en medio del proceso de retirada de las tropas internacionales, lo que ha generado preocupación en la comunidad internacional ante la aparente incapacidad de las fuerzas de seguridad para hacer frente a los insurgentes.