Publicado 12/02/2021 11:59CET

Afganistán.- Afganistán anuncia la muerte de más de 30 talibán en bombardeos en varios puntos del país

Un militar afgano en una operación en el norte de Afganistán
Un militar afgano en una operación en el norte de Afganistán - MINISTERIO DE DEFENSA AFGANO - Archivo

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Afganistán ha anunciado este viernes la muerte de más de 30 talibán, incluido un comandante del grupo, en una serie de bombardeos ejecutados durante las últimas horas en varias provincias del país, en medio del repunte de la violencia.

El Ministerio de Defensa afgano ha señalado en su cuenta en Twitter que "diez talibán han muerto y siete han resultado heridos" en ataques aéreos en los distritos de Arghandab y Mauiand, en la provincia de Kandahar (sur), mientras que trece han muerto y once han resultado heridos en Zabul (centro).

Por otra parte, ha resaltado que "un comandante de los talibán ha muerto junto a siete terroristas en un bombardeo en el distrito de Naua, en la provincia de Helmand", también situada en el sur del país. "Además, otros dos han resultado heridos a causa del bombardeo", ha zanjado.

El anuncio ha llegado un día después de que el Ministerio asegurara que el Ejército había matado a cerca de cien talibán en operaciones llevadas a cabo el miércoles. Durante la jornada del jueves murieron además cinco miembros de las fuerzas de seguridad en un ataque contra un vehículo que escoltaba a un convoy de Naciones Unidas.

Por su parte, el presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional de Afganistán, Abdulá Abdulá, criticó el jueves que los talibán han adoptado "una postura dura" que "no está ayudando en esta situación". "Nuestra delegación aún está en Doha. Estamos en contacto y esperamos que el estancamiento sea de corto plazo", dijo.

Los talibán afirmaron a finales de enero que el Gobierno de Afganistán "es el único obstáculo" en las conversaciones de paz y recalcaron su compromiso con el acuerdo de paz firmado en febrero de 2020 con Estados Unidos, tras las dudas expresadas por Washington sobre el cumplimiento del mismo por parte de los insurgentes.