Publicado 06/11/2020 18:51CET

Afganistán.- Afganistán dice haber tomado un distrito en Kandahar tras unos combates en los que han muerto 200 talibán

Militares afganos desplegados en una redada
Militares afganos desplegados en una redada - MINISTERIO DE DEFENSA AFGANO - Archivo

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Afganistán ha anunciado este viernes la toma del distrito de Arghandab, en la provincia de Kandahar (sur), tras varios días de combates con los talibán que se han saldado con la muerte de 200 presuntos insurgentes.

El jefe del Estado Mayor del Ejército afgano, Mohamad Yasín Zia, ha señalado que los combates estallaron después de que los talibán atacaran recientemente varias zonas del distrito, según ha informado la cadena de televisión afgana Tolo TV. Los talibán no se han pronunciado por el momento.

El distrito de Arghandab se encuentra en los alrededores de la capital provincial, Kandahar, y ha sido escenario de ataques desde que los talibán iniciaran una ofensiva en la provincia hace alrededor de dos semanas.

En este sentido, los talibán siguen amenazando los cercanos distritos de Panjuai y Zherai, mientras que fuentes de seguridad han indicado que los civiles desplazados por los enfrentamientos hacen frente a problemas para volver a Arghandab debido a que los insurgentes han plantado minas en la zona.

Las autoridades afganas cifraron el 1 de noviembre en cerca de un centenar los talibán muertos en una gran operación lanzada por las fuerzas de seguridad en los distritos de Arghandab y Zherai. Así, detallaron que 64 milicianos murieron en Arghandab, mientras que 37 lo hicieron en combates en Zherai.

El país ha sido escenario de un repunte de la violencia durante las últimas semanas, a pesar de las conversaciones de paz en marcha entre el Gobierno y los talibán en la capital de Qatar, Doha. Los insurgentes se han negado a declarar un alto el fuego.

En este contexto, un informe del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) estadounidense indicó el jueves que el número de ataques diarios en el país durante el tercer trimestre del año fue un 50 por ciento superior a los perpetrados en el trimestre anterior.