Publicado 05/08/2021 13:23CET

Afganistán.- Afganistán lanza una operación a gran escala en la capital de Helmand para intentar expulsar a los talibán

Archivo - Militares en Kandahar, Afganistán
Archivo - Militares en Kandahar, Afganistán - SANAULLAH SEIAM / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Afganistán han anunciado este jueves el inicio de una operación a gran escala por parte de las fuerzas de seguridad en la ciudad de Lashkargá, capital de la provincia de Helmand (sur), tras la reciente ofensiva en la zona por parte de los talibán.

Hibatulá Alizai, comandante del Cuerpo de Operaciones Especiales, ha indicado que la operación fue lanzada a las 22.00 horas (hora local) del miércoles y ha pedido a la población que abandone las zonas bajo control de los insurgentes, dado que serán objetivos de ataques y bombardeos.

En este sentido, ha denunciado que los talibán están usando viviendas civiles como posiciones de combate y ha asegurado que entre los muertos figura el 'gobernador' de los insurgentes en la provincia, si bien el grupo ha desmentido estas informaciones, según ha informado la cadena de televisión afgana Tolo TV.

La ciudad de Lashkargá es escenario de combates desde hace más de una semana, en medio de una serie de ofensivas de los talibán que les han permitido tomar nueve de los diez distritos de la ciudad y doce de los trece que componen la provincia.

Por otra parte, las autoridades de la provincia de Herat han asegurado este mismo jueves que las fuerzas de seguridad han logrado repeler la ofensiva de los insurgentes contra la capital provincial, la homónima Herat, escenario igualmente de enfrentamientos desde hace cerca de die zdías.

El gobernador de Herat, Abdulsabur Qani, ha resaltado que los enfrentamientos se han saldado con la muerte de cerca de un centenar de insurgentes, al tiempo que ha confirmado que un comandante de la Policía local figura igualmente entre los fallecidos, tal y como ha recogido la cadena de televisión Ariana.

Los avances de los talibán, que se han hecho con zonas fronterizas con Pakistán, Tayikistán e Irán, han provocado el temor de que puedan aprovechar esta posición de fuerza en el proceso de paz, lanzado a raíz del acuerdo de paz firmado en febrero de 2020 entre los insurgentes y Estados Unidos.

En este contexto, el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, pidió el lunes a los parlamentarios que usen sus contactos para movilizar a la población frente a los talibán y reiteró que el grupo no querrá participar en unas conversaciones de paz si continúa logrando avances sobre el terreno.