Publicado 20/11/2020 12:40CET

Afganistán.- Afganistán pide a Australia que "se haga justicia" por los asesinatos cometidos por sus tropas en el país

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani
El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani - Sven Hoppe/dpa - Archivo

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Afganistán ha resaltado que el informe oficial publicado por Australia que reveló que al menos 39 civiles fueron "asesinados ilegalmente" por sus tropas en el país centroasiático "es un paso necesario para garantizar la transparencia" y ha reclamado que "se haga justicia".

El Ministerio de Exteriores afgano ha señalado en un comunicado que el Ejecutivo y el Ejército australiano "han enviado cartas oficiales" a Kabul para "reconocer el informe y expresar su malestar y aversión por estas violaciones de la ley de conflictos armados por parte de miembros de las fuerzas especiales en Afganistán entre 2005 y 2016".

Así, ha revelado que "en nombre del Gobierno y el pueblo de Australia, se han disculpado tanto ante el pueblo como ante el Ejecutivo de Afganistán por estas violaciones y han asegurado que cumplirán las recomendaciones de la Investigación sobre Afganistán y darán justicia y compensaciones a los familiares de las víctimas".

El Ministerio ha mostrado su "agradecimiento" por el "continuado y total apoyo" de Australia "durante los últimos 19 años", en referencia al papel de Canberra en la operación internacional lanzada en 2001 contra el régimen de los talibán en el país y ha recalcado su "firme condena" a las "violaciones" cometidas por las fuerzas australianas y recogidas en el citado informe.

En esta misma línea, ha mostrado su "aprecio" a las "expresiones de lamento y condolencia por parte de las autoridades australianas" y ha trasladado también su "agradecimiento" a Canberra "por sus garantías al Gobierno afgano de que darán compensaciones a las víctimas de estos incidentes".

"Ambos gobiernos trabajarán de cerca para garantizar que las recomendaciones de la Investigación sobre Afganistán son satisfechas, que se hace justicia y que se pagan compensaciones a las víctimas", ha remachado en su comunicado, publicado a través de su página web.

El documento, que se presentó durante la jornada del miércoles, pide la investigación criminal, el enjuiciamiento y la retirada de las medallas de 19 soldados, y también recoge el trato "cruel" contra otros dos civiles por parte de las tropas australianas.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, reconoció la semana pasada que había "un número significativo de incidentes" y "conductas probablemente criminales" que debían investigarse, antes de que el Gobierno anunciara la publicación de un informe sobre algunos episodios protagonizados por integrantes de las tropas australianas entre 2005 y 2016 en Afganistán.

Los resultados de la investigación final sobre estos posibles crímenes de guerra cometidos durante la guerra de Afganistán han mostrado que hay "información creíble" de que 25 miembros actuales o antiguos de las Fuerzas de Defensa de Australia estuvieron involucrados en delitos graves, ya sea cometiéndolos o siendo "cómplices".

En este sentido, el jefe de las Fuerzas Armadas australianas, Angus Campbell, detalló que ninguno de estos supuestos asesinatos fue cometido "en el fragor de la batalla". Es más, agregó ninguno de ellos "se produjo en circunstancias en las que la intención del autor no estuviera clara, fuera confundida o equivocada".

Desde 2016, el inspector general de las Fuerzas de Defensa de Australia (ADF, por sus siglas en inglés) ha estado examinando las denuncias de homicidios extrajudiciales ilegítimos y posibles infracciones de la ley de los conflictos armados en Afganistán.

Contador