Publicado 18/01/2021 09:13CET

Afganistán.- Afganistán sugiere la posibilidad de ejecutar a presos talibán ante el incremento de ataques en el país

Militares afganos desplegados en un ejercicio de tiro
Militares afganos desplegados en un ejercicio de tiro - MINISTERIO DE DEFENSA DE AFGANISTÁN - Archivo

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero de Afganistán, Amuralá Salé, ha sugerido la posibilidad de ejecutar a algunos talibán que se encuentran encarcelados ante el incremento de los asesinatos y los ataques por parte de los insurgentes a pesar de las conversaciones de paz en marcha en la capital de Qatar, Doha.

Salé ha argumentado que el principal motivo del aumento de estos incidentes es que los talibán creen que serán perdonados y no castigados a raíz del proceso de paz y tras la liberación de 5.000 insurgentes detenidos para poder dar inicio a las conversaciones.

Así, ha manifestado que una de las soluciones sería proceder a la ejecución de algunos detenidos para que no haya una sensación de impunidad y "se aprenda la lección", según ha informado la cadena de televisión afgana 1TV.

Las declaraciones de Salé han llegado un día después del asesinato de dos juezas del Tribunal Supremo en la capital, Kabul, y horas antes de otro atentado contra el vehículo en el que viajaba un funcionario del Ministerio de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, ataque que se ha saldado sin víctimas.

Las delegaciones negociadoras del Gobierno y los talibán retomaron sus contactos durante la jornada del domingo, según reveló Nader Naderi, uno de los negociadores del Ejecutivo, en declaraciones recogidas por la cadena de televisión afgana Tolo TV. Los equipos pactaron el diciembre la 'hoja de ruta' para el proceso.

Sin embargo, la violencia ha sufrido un drástico repunte y los talibán han acusado a Estados Unidos de violar el histórico acuerdo de paz firmado el 29 de febrero de 2020 con sus últimos bombardeos contra posiciones de los insurgentes en Kandahar y otros puntos del país.

Por su parte, el secretario de Defensa en funciones estadounidense, Christopher Miller, confirmó el viernes que Washington había reducido a 2.500 el número de militares desplegados en el país, tal y como contempla el citado acuerdo y de cara a la retirada total de tropas del país norteamericano de Afganistán.