Publicado 21/10/2021 15:35CET

Afganistán.- Agredidas activistas y periodistas durante una protesta de mujeres en Kabul

Archivo - Una patrulla de los talibán en Kunduz, en el norte de Afganistán
Archivo - Una patrulla de los talibán en Kunduz, en el norte de Afganistán - Oliver Weiken/dpa - Archivo

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Varias activistas y periodistas han sido agredidos este jueves durante una protesta protagonizada por decenas de mujeres en la capital de Afganistán, Kabul, para reclamar el acceso de las niñas a la educación y más oportunidades laborales para las mujeres.

La protesta, en la que han participado cerca de 20 mujeres, ha derivado en incidentes cuando los talibán han empezado a golpear y agredir a algunas de las presentes y a varios periodistas que estaban cubriendo el acto, según ha informado la agencia afgana de noticias Jaama Press.

Testigos citados por este medio han indicado que la marcha ha transcurrido sin incidentes entre las sedes de los ministerios de Educación y Finanzas, si bien han agredido posteriormente a un periodista extranjero y a dos reporteros afganos.

Diba Farahmand, una de las manifestantes, ha señalado que varios talibán han agredido a periodistas que acudieron a cubrir la protesta y evitaron que realizaran vídeos y fotografías, sin que por el momento esté claro a qué medios pertenecen, tal y como ha recogido la emisora Radio Azadi.

Asimismo, ha incidido en que las fuerzas de seguridad han "bloqueado" parte de la ruta de la marcha, antes de incidir en que los talibán han "golpeado" a activistas y trabajadores de los medios para intentar impedir su avance hacia el Ministerio de Economía.

Por su parte, Zahra Mohamadi, una activista participante en la protesta, ha argumentado que el objetivo era protestar contra el aumento de la pobreza y el desempleo, así como contra la obstrucción por parte de las nuevas autoridades afganas a que las mujeres accedan a puestos de trabajo o reciban educación.

Las manifestantes han reclamado a los talibán que no politicen la educación y que respeten el derecho de las niñas y las mujeres a la educación y el trabajo, al tiempo que han prometido que están dispuestas a sacrificarse para que las próximas generaciones tengan estos derechos.

Las autoridades talibán no se han pronunciado sobre lo sucedido, después de asegurar al Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNIECF) que procederán próximamente a la reapertura de los colegios para niñas, en el marco del nuevo sistema de segregación impuesto en el país.

Los talibán, que se hicieron con el poder a mediados de agosto tras entrar en Kabul poco después de la huida del país del entonces presidente, Ashraf Ghani, han anunciado ya la formación de su Gobierno, marcado por la falta de mujeres y de representantes de otros grupos políticos de Afganistán.