Publicado 14/08/2021 14:32CET

Afganistán.- Alemania y Francia ultiman sus preparativos para evacuar a su personal y colaboradores de Kabul

Archivo - FILED - 18 December 2018, Afghanistan, Mazar-i-Sharif: Bundeswehr soldiers stand at Camp Marmal in Masar-i-Scharif. Germany has withdrawn the last Bundeswehr soldiers from Afghanistan, ending its mission in the country, sources told DPA on Tuesd
Archivo - FILED - 18 December 2018, Afghanistan, Mazar-i-Sharif: Bundeswehr soldiers stand at Camp Marmal in Masar-i-Scharif. Germany has withdrawn the last Bundeswehr soldiers from Afghanistan, ending its mission in the country, sources told DPA on Tuesd - Kay Nietfeld/dpa - Archivo

BERLÍN/PARÍS, 14 Ago. (DPA/EP) -

Alemania y Francia han comenzado los preparativos para evacuar a su personal diplomático y a sus colaboradores en Kabul ante el avance de los talibán en las capitales de provincias del país, que en las últimas horas amenaza con terminar de aislar a la capital afgana del mundo exterior.

De momento, el Ejército alemán está a la espera de la redacción de un mandato del Gobierno que debe ser aprobado por el Parlamento, para el despliegue, la próxima semana a más tardar, de paracaidistas de la División de Fuerzas Rápidas (DSK), para la evacuación de civiles.

Una misión de este tipo requiere un mandato del Parlamento porque se considera que la base del mandato anterior ya no existe tras el final de la misión Apoyo Resuelto de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Actualmente hay más de cien alemanes en Afganistán, entre diplomáticos y personal de la embajada en la capital, Kabul, así como expertos de otros ministerios y organizaciones.

El personal local también será trasladado en avión. Sin embargo, su número exacto aún no está claro. Solo las organizaciones dependientes del Ministerio alemán de Cooperación Económica y Desarrollo tienen actualmente más de 1.000 empleados afganos en el país asiático.

En casos de peligro inminente -es decir, cuando está en juego la vida y la integridad física de los alemanes en el extranjero- el requisito mínimo es una decisión del Gabinete germano como primer paso para un despliegue, que puede ir seguida de una decisión del Bundestag.

Francia está intentando lo mismo con su personal local y otra población vulnerable, según el Elíseo, que ha anunciado "esfuerzos extraordinarios" para que artistas, periodistas y activistas afganos reciban visados franceses.

Entre mayo y julio, 625 afganos empleados por el Estado francés y organizaciones no gubernamentales pudieron entrar en Francia con sus familias. Cientos de empleados locales, en su mayoría intérpretes, se han trasladado a Francia en los últimos años.

Los talibán han lanzado nuevos ataques este sábado contra las provincias de Paktia, Paktika, Balj y Kunar, tras asegurar este viernes que habían tomado otras tres capitales de provincia, en este caso las de Ghor, Uruzgán y Logar, en el marco de un avance fulgurante y nuevos anuncios de evacuaciones diplomáticas, caso de las misiones de Dinamarca, Finlandia, Noruega y, a última hora de la tarde, España.

También en las últimas horas se ha conocido que Estados Unidos ha comenzado a planear el cierre total de su embajada en la capital de Afganistán, Kabul, ante el avance de la insurgencia talibán, según han informado múltiples fuentes cercanas al procedimiento al portal de noticias Politico.

Las fuentes consideran la clausura, todavía no anunciada, como "inevitable", y han indicado que el personal restante en la misión diplomática ha comenzado a destruir documentos clasificados y equipos electrónicos. También se prevé la destrucción de cualquier documento con "banderas estadounidenses que podría ser utilizado indebidamente en los esfuerzos de propaganda".

Esta noticia tiene lugar mientras cerca de 3.000 militares estadounidenses se dirigen a Kabul para ayudar a evacuar al personal de la Embajada y otros civiles en la capital afgana.

Un equipo de combate de la brigada de infantería también se trasladará desde Fort Bragg, Carolina del Norte, a Kuwait para actuar como una fuerza de reacción rápida para la seguridad en Kabul si es necesario, según el Pentágono.