Publicado 10/09/2021 06:45CET

Afganistán.- Los bloqueos de carreteras hacia la ciudad afgana de Panjshir podrían provocar una crisis alimentaria

Integrantes de las milicias del Frente de Resistencia Nacional (FRN) que luchan contra los talibán en la región de Panjshir, noreste de Afganistán
Integrantes de las milicias del Frente de Resistencia Nacional (FRN) que luchan contra los talibán en la región de Panjshir, noreste de Afganistán - ARMAN / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los habitantes de Panjshir, la ciudad afgana que concentra la resistencia a los talibán, se encuentran bajo la amenaza de una crisis alimentaria derivada de los bloqueos de carreteras hacia este territorio.

Algunas de las familias que han llegado recientemente a la capital Kabul han advertido de que los residentes de Panjshir se enfrentan a serios problemas y que la gente terminará muriendo de hambre si continúan las condiciones actuales en la provincia, según detalla la agencia de noticias afgana Tolo.

Por el momento las carreteras hacia la ciudad están cerradas y se han cortado los suministros de electricidad y los servicios de telecomunicaciones una vez que dieron comienzo los enfrentamientos en la zona.

La agencia ha recogido el testimonio de algunos ciudadanos que apuntan que, con el aumento de los ataques, ha habido gente ha huido hacia puntos de la montaña

Sin embargo, el portavoz talibán Anaamulá Samangani ha defendido que "las condiciones son normales bajo los talibán muyahidines en Panjshir" además de catalogar como "rumores" los relatos sobre masacres y torturas. "No son ciertos", ha aseverado.

Por el contrario, el ministro interino para los Refugiados, Jalil Rahman Haqqani, ha destacado que el proceso de ayuda a las personas desplazadas y afectadas comenzará en esta provincia en un futuro próximo. "Intentaremos brindar la asistencia necesaria a las personas desplazadas de Panjshir y otros lugares", ha explicado.

En este contexto, la población de la ciudad sigue denunciando la falta de suministros eléctricos y de telecomunicaciones, a lo que el nuevo Gobierno talibán ha respondido que volverá a dotar de esta energía a la zona.

Contador