Publicado 08/06/2021 21:47CET

Afganistán.- Borrell vaticina un escenario "sombrío" en Afganistán con los talibán "sin incentivos" para la paz

HANDOUT - 27 May 2021, Portugal, Lisbon: EU Foreign Policy chief Josep Borrell attends an EU Informal meeting of Foreign Affairs Ministers in Lisbon. Photo: -/2021 Portugal EU/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned above is r
HANDOUT - 27 May 2021, Portugal, Lisbon: EU Foreign Policy chief Josep Borrell attends an EU Informal meeting of Foreign Affairs Ministers in Lisbon. Photo: -/2021 Portugal EU/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned above is r - -/2021 Portugal EU/dpa

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, ha vaticinado este martes un escenario "sombrío" para Afganistán, pues considera que los talibán, "con más de la mitad del país controlado", cuentan "cada vez con menos incentivos para comprometerse" con un acuerdo de paz duradero.

"Afganistán es otro lugar donde no hay mucho margen para el optimismo", ha comenzado Borrell su intervención en la última sesión del Parlamento Europeo. Aunque, "incluso si no hay lugar para el optimismo, hay que seguir comprometidos con un país donde el 40 por ciento de las víctimas son mujeres y niños".

"Los talibán controlan más de la mitad del territorio del país y cada vez tienen menos incentivos para comprometerse, por lo que las perspectivas a corto plazo de un acuerdo de paz parecen sombrías", ha dicho.

"Sin embargo, los talibán saben que una gran parte de la población afgana no comparte sus convicciones y que las divisiones étnicas y religiosas pueden salir a la luz en ausencia de un acuerdo de paz negociado", ha conjeturado.

Ante la salida de Estados Unidos y de la OTAN, Borrell ha aventurado que "la violencia podría aumentar aún más en el futuro" ya que "el proceso de paz está en gran parte estancado y la violencia continúa", por lo que ha querido "subrayar que la Unión Europea hará todo lo posible por apoyar el proceso de paz y seguir siendo un socio comprometido con el pueblo afgano".

EUROPA NO PUDE "DESCONECTARSE" DE AFGANISTÁN

El jefe de la diplomacia europea ha remarcado que la "desconexión" con Afganistán no es una opción, entre otras cosas porque durante las dos últimas décadas, Europa ha invertido "importantes recursos financieros y de capital político para apoyar la estabilidad y el desarrollo" de ese país.

"También hemos perdido una gran cantidad de vidas de nuestros soldados. Los logros de nuestra asistencia han sido destacados con respecto a los Derechos Humanos y el empoderamiento de las mujeres", las cuales, ha dicho, han ido logrando un aumento de sus libertades y "saliendo de la época medieval en la que estaban bajo los regímenes de los talibán".

Borrell tampoco se ha olvidado de que también "están en juego nuestros intereses estratégicos", por lo que una retirada política y civil de Afganistán "no serviría a nuestros intereses".

"Un colapso del orden democrático en Afganistán o un retroceso masivo de los Derechos Humanos podrían conducir, entre otros, a una nueva oleada de terrorismo internacional, desplazamientos forzados, migración irregular, que con demasiada frecuencia está en manos de traficantes y con mayor tráfico de drogas", ha dicho.

PROCESO DE PAZ

Borrell ha remarcado que "no hay alternativa a un arreglo político negociado mediante conversaciones de paz", aunque, matiza, esto no significa que se alivien las sanciones contra los talibán en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, a menos que se comprometan de manera "genuina" a "un alto el fuego permanente y completo", así como a un "avance sustancial en las negociaciones de paz".

De igual manera, ha enfatizado que el "interés" de Europa es lograr un Afganistán "estable y con perspectivas de desarrollo y colaboración con países de la región", a los que ha pedido "desempeñar un papel constructivo en este proceso".

"Debe quedar claro para el Gobierno afgano y los talibán que nuestro continuo apoyo político y financiero están y seguirán estando condicionados al cuidado de los Derechos Humanos y los logros democráticos del país", ha remarcado Borrell, quien ha cifrado este ayuda en 3.500 millones de euros en los últimos veinte años.

"Los desafíos son enormes. Lo sabemos. Por eso tenemos que continuar con nuestro compromiso con el pueblo afgano, y en especial con las mujeres afganas, para evitar perder todo lo que ha estado ganando en estos últimos veinte años", ha cerrado.

Contador