Publicado 22/09/2020 12:02CET

Afganistán.- El CICR denuncia 40 incidentes violentos contra trabajadores y centros sanitarios en Afganistán desde enero

Afganistán.- El CICR denuncia 40 incidentes violentos contra trabajadores y cent
Afganistán.- El CICR denuncia 40 incidentes violentos contra trabajadores y cent - KIANA HAYERI/CICR

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional para la Cruz Roja (CICR) ha denunciado este martes que desde enero hasta julio de 2020 se han registrado al menos 40 incidentes violentos contra trabajadores y centros sanitarios en Afganistán, al tiempo que ha alertado de que este tipo de acciones ponen en riesgo las vidas de "millones de afganos".

En un comunicado publicado en su cuenta de la red social Twitter, la delegación en Afganistán del CICR señala que, desde enero a julio de 2020, 19 centros sanitarios se han visto afectados por incidentes violentos, quince de ellos registrando daños indirectos o ataques directos y cuatro porque han sido tomados por hombres armados. "Los ataques contra centros sanitarios ponen a millones de afganos ante el riesgo de no recibir atención médica", ha alertado.

Durante este periodo, 21 trabajadores sanitarios se han visto "gravemente afectados" por incidentes violentos, ya sea porque han resultado heridos, han sido abatidos, han sido secuestrados o han sufrido amenazas. "Los ataques contra trabajadores sanitarios socavan la atención sanitaria de emergencia para todos. Incluso las guerras tienen límites", ha subrayado el CICR.

Los incidentes violentos contra trabajadores y centros sanitarios han llegado en un periodo en el que los talibán, tras haber firmado el acuerdo de paz en Doha con Estados Unidos, han mantenido su campaña de ataques contra las fuerzas de seguridad bajo mando del Gobierno de Kabul.

El proceso de diálogo entre el Ejecutivo afgano y el movimiento integrista fundado por el mulá Mohamed Omar ha comenzado en Doha oficialmente en septiembre pero los milicianos se han negado a aceptar un alto el fuego y mantienen su campaña contra las fuerzas gubernamentales.

El pasado 12 de mayo, varios hombres armados atacaron el hospital maternal apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF) en Dasht e Barchi, en el oeste de Kabul, acabando con la vida de 24 personas, incluidas varias mujeres embarazadas. La ONG denunció lo sucedido como un crimen de guerra y subrayó que fue un ataque deliberado que tenía el objetivo de matar a las madres que estaban ingresadas en el centro.

Contador