Publicado 04/11/2020 12:23CET

Afganistán.- Detenidos más de diez agentes por supuesta "negligencia" en el ataque contra la Universidad de Kabul

Un miembro de las fuerzas de seguridad de Afganistán custodia una zona en la que tuvo lugar una explosión el pasado mes de junio en Kabul, la capital del país.
Un miembro de las fuerzas de seguridad de Afganistán custodia una zona en la que tuvo lugar una explosión el pasado mes de junio en Kabul, la capital del país. - PPI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Afganistán han detenido este miércoles a trece miembros de las fuerzas de seguridad, incluido un alto cargo policial, por supuesta "negligencia" en sus labores para garantizar la seguridad de la Universidad de Kabul, escenario de un ataque el lunes que se saldó con cerca de 20 muertos.

El portavoz de la Policía de la capital afgana, Ferdaus Daramarz, ha indicado que entre los detenidos figura el comandante del tercer distrito policial de Kabul, antes de agregar que todos han sido puestos a disposición judicial, según ha informado la cadena de televisión afgana Tolo TV.

La autoría del atentado, ejecutado por tres atacantes, fue reclamada por el grupo yihadista Estado Islámico Provincia del Jorasán (ISKP), si bien el vicepresidente primero de Afganistán, Amrulá Salé, ha apuntado directamente a los talibán por lo sucedido.

Por contra, el portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, ha rechazado las acusaciones y ha criticado que esté difamando al movimiento integrista fundado por el mulá Mohamed Omar. El grupo se desvinculó del ataque poco después de su inicio.

El atentado fue perpetrado cerca de diez días después de la muerte de al menos 30 personas, la mayoría de ellas estudiantes, en un atentado suicida perpetrado por Estado Islámico en un instituto de la capital del país. Los talibán se distanciaron también del ataque contra el centro.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa afgano ha anunciado durante la jornada la muerte de trece presuntos talibán en un bombardeo en el distrito de Panjuai, situado en la provincia de Kandahar (sur). El ataque aéreo ha sido llevado a cabo en respuesta a un ataque de los insurgentes contra un puesto de control.

A pesar del proceso de diálogo con el Gobierno y del acuerdo de paz firmado el 29 de febrero con Estados Unidos, los talibán se niegan a declarar un alto el fuego y han aumentado los ataques contra las fuerzas de seguridad afganas en los últimos meses.