Publicado 04/12/2021 10:15CET

Afganistán.- EEUU aplaude el decreto talibán por los derechos de las mujeres pero pide garantías en todos los ámbitos

Archivo - Mujeres afganas esperando a que les atiendan en el hospital provincial de Boost, apoyado por MSF y situado en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán
Archivo - Mujeres afganas esperando a que les atiendan en el hospital provincial de Boost, apoyado por MSF y situado en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán - MSF/ELISE MOULIN - Archivo

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha valorado este sábado de manera positiva el decreto emitido este viernes por los talibán en el que abogan por respetar los derechos de las mujeres, particularmente en el ámbito de las relaciones de pareja, pero ha pedido al régimen que extiendan la tolerancia que proclaman a otros ámbitos de la vida cotidiana.

El decreto de los talibán garantiza que las mujeres "no son una propiedad" y recalca que las mujeres son "seres humanos nobles y libres" que no deben ser "obligadas a casarse contra su voluntad".

Así, han instado a organizaciones religiosas y líderes a poner en marcha "medidas importantes para garantizar sus derechos". "Ninguna persona puede dar una mujer a otra a cambio de un acuerdo de paz o para poner fin a un pleito", recoge el documento.

En respuesta, el representante especial de EEUU para Afganistán, Thomas West, ha "dado la bienvenida" al decreto pero ha insistido en que "hace falta mucho más para garantizar los derechos de las mujeres en todos los aspectos de la sociedad afgana, incluidas las escuelas, los lugares de trabajo, la política y los medios de comunicación", según un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El texto llega después de que los talibán restringieran significativamente los derechos y libertades de las mujeres tras hacerse con el poder a mediados de agosto, lo que ha levantado la polémica a nivel internacional.

Tal y como han explicado los talibán, este decreto se enmarca en las reglas del islam, si bien estos derechos estaban previamente garantizados bajo el marco legal afgano. No obstante, no incluye ninguna mención referente a los derechos de las mujeres en el espacio laboral o académico.