Publicado 19/10/2020 09:36CET

Afganistán.- EEUU niega que haya incumplido el acuerdo de paz de Doha y rechaza las acusaciones de los talibán

Afganistán.- EEUU niega que haya incumplido el acuerdo de paz de Doha y rechaza
Afganistán.- EEUU niega que haya incumplido el acuerdo de paz de Doha y rechaza - Michael Brochstein/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, ha negado que las fuerzas militares estadounidenses estén incumpliendo el acuerdo de paz firmado el 29 de febrero en Doha y ha rechazado las acusaciones de los talibán por considerarlas "infundadas".

"Las infundadas acusaciones de violaciones y la retórica inflamatoria no hacen avanzar hacia la paz. En lugar de eso, deberíamos perseguir el estricto cumplimiento de todos los artículos de la Declaración Conjunta del acuerdo entre Estados Unidos y los talibán y no abandonar el compromiso de reducir gradualmente la violencia", ha afirmado Khalilzad, en una serie de mensajes publicados en Twitter horas después de que los talibán afganos acusaran a los estadounidenses de haber incumplido el acuerdo de Doha por una serie de ataques de las fuerzas militares norteamericanas en varios puntos de Afganistán.

Khalilzad ha advertido de que los "continuos altos niveles de violencia" pueden "amenazar el proceso de paz" y el "acuerdo y el consenso en cuanto a que no hay una solución militar". "La violencia hoy sigue angustiosamente alta a pesar de la reciente reafirmación sobre la necesidad de una reducción significativa", ha afirmado.

Tras recordar que "todas las partes" han acordado ·reducir los ataques y la violencia y las bajas", ha señalado que aunque la violencia en la provincia de Helmand se ha rebajado, la violencia a nivel general "continúa siendo alta".

En este sentido, ha señalado que la violencia "ha acosado a los afganos durante demasiado tiempo" y "ha robado sus seres queridos a demasiado afganos". "La creencia de que la violencia debe aumentar para ganar concesiones en la mesa de negociación es muy arriesgada. Un enfoque así puede socavar el proceso de paz y repite los pasados errores de los líderes afganos", ha explicado.

Khalilzad ha abogado por cumplir "la letra y el espíritu" de lo que se ha negociado y acordado recientemente porque aporta "un camino" para minimizar las pérdidas de vidas afganas y para proteger "una oportunidad histórica para la paz que no debe perderse".

Los talibán han acusado este domingo a Estados Unidos de incumplir el acuerdo de paz firmado por ambas partes el 29 de febrero tras bombardear zonas ajenas al conflicto en Helmand, Farah y en otras provincias del país, al tiempo que han advertido de las "consecuencias" derivadas de dicho incumplimiento.

Los milicianos han recordado que, de acuerdo con el pacto suscrito en Doha, las fuerzas militares estadounidenses no pueden realizar ataques excepto en situación de combate y han asegurado que han realizado en las últimas semanas "bombardeos aéreos y ataques con drones en los distritos de Nahri Saraj, Joshkawa, Babayi, Gereshk, Sangin, Nawa y Nad Alí, así como en Fará y otras provincias (...) en clara violación del acuerdo de Doha", según recoge la televisión afgana Tolo.

La semana pasada Estados Unidos confirmó bombardeos en Helmand en apoyo a las fuerzas militares afganas enfrentadas a los talibán que atacaron varios objetivos en esta provincia.

En cualquier caso, las propias fuerzas estadounidenses en Afganistán han rechazado "categóricamente" estas acusaciones de los talibán. "Los bombardeos en Helmand y Fará han sido y seguirán siendo únicamente defensivos por ataques de los talibán a las fuerzas afganas", ha argumentado el portavoz de las fuerzas estadounidenses en Afagnistán, el coronel Sonny Leggett.

"Estos ataques son compatibles tanto con el Acuerdo Estados Unidos-Talibán como con la Declaración Conjunta del Gobierno de la República Islámica de Afganistán y Estados Unidos", ha añadido.

"El mundo entero ha sido testigo de las operaciones ofensivas de los talibán en Helmand, ataques que han causado miles de heridos y desplazados entre los civiles afganos inocentes. Reiteramos nuestro llamamiento a todas las partes para que reduzcan la violencia y sea posible un proceso político", ha remachado.

La violencia se ha incrementado a pesar de las negociaciones de paz abiertas entre el Gobierno y los talibán en Doha, atascadas por la consideración religiosa de las negociaciones y la vinculación con el acuerdo entre los talibán y Estados Unidos.