Publicado 06/12/2020 07:25CET

Afganistán.- El Ejército afgano abate a 28 talibanes como respuesta a dos ataques

Ejército de Afganistán
Ejército de Afganistán - SAYED MOMINZADAH / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa de Afganistán ha abatido a un total de 28 talibanes en la respuesta a sendos ataques lanzados por el grupo terrorista en el país, según ha señalado en su Twitter este domingo.

En el primero de ellos, en la provincia de Uruzgán situada en el centro del país, las fuerzas afganas han abatido a diez talibanes y herido a otros cinco.

Además, el operativo ha desmantelado 41 artefactos explosivos que habían sido colocados por estos en las carreteras.

En el segundo incidente de estas características, el Ministerio de Defensa afgano ha asegurado que ayer abatió a 18 talibanes en la defensa de una posición del ejército en los alrededores de la ciudad de Kandahar. En este operativo se desactivaron también 40 artefactos explosivos.

El ejército afgano no ha mencionado bajas propias en ninguna de estas operaciones.

NEGOCIACIONES EN QATAR

Mientras los enfrentamientos se suceden en el país asiático, las negociaciones continúan y ayer los grupos de trabajo del gobierno afgano y los talibán mantuvieron su primera reunión para fijar la agenda de las futuras conversaciones de paz.

Este gesto ha sido aplaudido por el Departamento de Estado de Estados Unidos a través de un comunicado del Secretario de Estado, Mike Pompeo.

Además, según ha informado el medio local Tolo News, el enviado especial de Estados Unidos a las negociaciones entre ambos bandos Zalmay Khalilzad se reunió con los líderes negociadores de los talibanes y Afganistán para hablar sobre el desarrollo de las negociaciones.

Según fuentes talibanes, en la conversación se trataron entre otras cuestiones la liberación de prisioneros y el acuerdo que alcanzaron los insurgentes con Estados Unidos.

Pese al comienzo de las conversaciones de paz en febrero, el país está inmerso en una espiral de violencia en la que ambos bandos acusan al otro de seguir atacándole.