Publicado 04/07/2021 18:08CET

Afganistán.- El Ejército afgano se prepara para una ofensiva talibán en las principales ciudades del país

Un militar en Kunduz durante los combates con los milicianos talibán
Un militar en Kunduz durante los combates con los milicianos talibán - AJMAL KAKAR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ejército afgano se está preparando para contrarrestar una próxima ofensiva talibán contra las principales ciudades del país dentro de la gran iniciativa insurgente aprovechando la retirada definitiva de las fuerzas internacionales del país centroasiático.

Así lo ha hecho saber el comandante de los Cuerpos de Operaciones Especiales del país, el general Hibatulá Alizai, quien ha avisado de que el Ejército ya está levantando "fuertes perímetros de contención" en las principales autopistas del país, así como a las afueras de las grandes urbes.

El militar no ha eludido la crítica situación actual, en la que los talibán se han hecho con el control de decenas de distritos de todo el país durante las últimas semanas, y ha subrayado la necesidad inmediata de recuperar el terreno perdido.

Asimismo, ha confirmado el inicio de investigaciones sobre las circunstancias en las que se producen estas conquistas, en las que las fuerzas afganas muchas veces se rinden sin combatir y la población se niega a evacuar por, a su entender, motivos políticos y sociales.

En muchos casos los distritos han caído bajo control talibán tras la retirada de las fuerzas de seguridad, según han explicado concejales de las zonas afectadas, al parecer en gran parte debido a la caída drástica de la moral y a la falta de apoyo aéreo y suministros en las zonas más aisladas.

"Nuestro gran objetivo es el de infligir cuantas más bajas en el enemigo, mejor. Luego, al margen de ello, nuestra intención es la de proteger las grandes ciudades, las autopistas y ciudades fronterizas estratégicas", ha declarado a la cadena Tolo News.

El general ha señalado que detrás de esta nueva ofensiva talibán se encuentran insurgentes paquistaníes y combatientes de la organización terrorista Al Qaeda, porque "el número de verdaderos talibán está descendiendo".

Sin embargo, diputados afganos han querido llamar la atención sobre el descuido del Gobierno central de Kabul sobre la situación en las zonas marginadas del país. "Si hubieran prestado atención a las provincias", ha declarado el senador Daud Ghafuri, "no estaríamos en la situación en la que estamos hoy".

DISTRITO A DISTRITO

Las milicias talibán han tomado el control de al menos 28 distritos de ocho provincias afganas en la última semana, resultado de una ofensiva militar que coincide con la salida de las fuerzas estadounidenses y sus aliados del país, para un total de 120 durante los últimos dos meses.

Solo en la provincia de Badajshán, en el noreste del país, los insurgentes han tomado al menos once distritos durante el fin de semana, según fuentes locales. Varios cientos de familias han huido de los combates.

Los avances talibán se han concentrado fundamentalmente en el norte del país, al parecer con la intención de evitar la formación de una oposición en el norte, según la Red de Analistas de Afganistán, un grupo de estudios con sede en Kabul. También ha habido avances en su provincia de origen, Kandahar, y en la provincia de Ghazni, en el sureste del país.

Desde el inicio de la retirada de la coalición internacional, a principios de mayo, una cuarta parte de los distritos del país han sido tomado por los islamistas.

El viernes el último soldado estadounidense abandonó la base aérea de Bagram, la principal base estadounidense en Afganistán, y Washington quiere que la retirada esté finalizada para finales de agosto. La fecha formal se ha fijado para el 11 de septiembre de 2021, justo 20 años después de los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono que derivaron en la invasión de Afganistán.

Contador