Publicado 01/03/2021 09:54CET

Afganistán.- El enviado de EEUU llega a Afganistán en una gira para intentar dar un nuevo impulso al proceso de paz

Archivo - Zalmay Khalilzad, en una comparecencia en la Cámara de Representantes de Estados Unidos
Archivo - Zalmay Khalilzad, en una comparecencia en la Cámara de Representantes de Estados Unidos - Michael Brochstein/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El representante especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, ha iniciado este lunes una nueva visita a Afganistán en el marco de una gira en la región para intentar dar un nuevo impulso a las conversaciones de paz entre el Gobierno del país asiático y los talibán, que han registrado pocos avances desde su inicio en septiembre.

Khalilzad se ha reunido con el Alto Consejo para la Reconciliación Nacional de Afganistán, Abdulá Abdulá, para discutir la revisión del acuerdo de paz entre Washington y los insurgentes debido a las supuestas violaciones por parte del grupo, que ha advertido contra una ruptura del mismo, según ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

La oficina de Abdulá ha indicado que ambos "han discutido las conversaciones de paz, la revisión del acuerdo de paz de Doha por parte de la nueva Administración de Estados Unidos, la aceleración del proceso de paz, la segunda ronda de conversaciones entre afganos en Doha, la reducción de la violencia y formas de hacer avanzar las conversaciones de paz y lograr una paz duradera en Afganistán".

El Departamento de Estado había indicado horas antes en un breve comunicado que "Khalilzad y su equipo viajarán a Kabul, Doha y otras capitales de la región", sin dar más detalles. Así, ha resaltado que se reunirá con líderes gubernamentales y representantes de los talibán.

Khalilzad visitará además "países de la región cuyos intereses se verán beneficiados si se logra un acuerdo político justo y duradero y un alto el fuego permanente y exhaustivo", según el Departamento.

Estados Unidos y los talibán firmaron el 29 de febrero de 2020 un histórico acuerdo de paz que abrió la puerta a las negociaciones entre el Gobierno y los insurgentes, si bien las mismas han registrado pocos avances, en medio de un repunte de la violencia y las víctimas civiles a causa de la violencia.