Publicado 17/08/2021 11:15CET

Afganistán.- Las evacuaciones avanzan en Afganistán tras las escenas de caos en el aeropuerto

Milicianos talibán en Kabul
Milicianos talibán en Kabul - STR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El proceso de evacuación de ciudadanos extranjeros y colaboradores afganos desde Kabul avanza tras el caos vivido el lunes en el aeropuerto internacional de la capital afgana, donde aún persiste cierta incertidumbre por el gran número de personas que buscan a la desesperada abandonar el país.

El representante de la OTAN en Afganistán, Stefano Pontecorvo, ha informado en su Twitter de que la pista "está abierta", junto a una imagen del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai. "Veo aviones aterrizando y despegando", ha publicado, lo que anticipa una actividad más fluida este martes.

La Embajada de Estados Unidos ha pedido que nadie acuda al aeropuerto hasta que haya sido "notificado". El principal representante norteamericano en Kabul, el encargado de negocios Ross Wilson, ha asegurado que él mismo sigue en esta ciudad junto a parte del personal diplomático para "ayudar a miles de ciudadanos estaodunidenses y afganos vulnerables".

Los vuelos tuvieron que suspenderse el lunes en medio de escenas de caos como las que mostraban a decenas de afganos intentando encaramarse a un avión en plena operación de despegue. Las fuerzas de Estados Unidos, que aún controlan parte del aeropuerto, buscan mantener el orden con ayuda de la OTAN.

En las últimas horas, se han confirmado también las primeras evacuaciones de algunos países, como Francia, que ha evacuado a Abu Dhabi a un grupo a bordo de un Airbus A400. Alemania también ha recurrido a este avión, pero el lunes su primera evacuación sólo permitió extraer a siete personas, todas ellas integrantes de un grupo paracaidista, según un portavoz del Gobierno citado por la agencia DPA.

El ministro de Defensa de Reino Unido, Ben Wallace, reconoció el lunes que "algunas personas no regresarán" de Afganistán pese a los esfuerzos internacionales, algo que también ha admitido este martes el primer ministro de Australia, Scott Morrison.

"A pesar de lo que hagamos, sé que nuestro apoyo no llegará a todo el que debería. La situación sobre el terreno los ha superado, ojalá fuese diferente", ha lamentado, en alusión a las posibilidades de evacuar no solo a los ciudadanos australianos sino también a otros colaboradores locales que puedan estar en peligro.