Publicado 20/08/2021 19:19CET

Afganistán.- Fuerzas leales al vicepresidente afgano arrebatan a los talibán al menos un distrito de Baglán

17 August 2021, Brandenburg, Potsdam: People stand with the flag of Afghanistan on the Old Market Square during the rally "Humanitarian Airlift Now - Don't Abandon Afghanistan's People". Photo: Paul Zinken/dpa
17 August 2021, Brandenburg, Potsdam: People stand with the flag of Afghanistan on the Old Market Square during the rally "Humanitarian Airlift Now - Don't Abandon Afghanistan's People". Photo: Paul Zinken/dpa - Paul Zinken/dpa

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Fuerzas leales al vicepresidente de Afganistán, Amrulá Salé, así como a otros líderes del norte del país han anunciado que los talibán han sido expulsados de al menos un distrito de la provincia de Baglán en uno de los primeros contraataques contra los insurgentes tras su conquista de Kabul.

Según han informado fuentes locales al 'New York Times', los talibán han sido expulsados tras la muerte de 15 de sus efectivos y otros diez habrían sido capturados.

La agencia de noticias afgana Pajhwok ha confirmado por su parte que las fuerzas leales a Salé, y dirigidas por el comandante antitalibán Abdul Hamid Dadgar han anunciado la toma de tres distritos (Banu, Pol-e Hesar y De Saleh) aunque los talibán no se han pronunciado sobre ninguna de estas informaciones.

Poco después, el propio comandante ha informado a la cadena iraní IranIntl que sus fuerzas avanzan hacia el distrito de Jenán con la intención de reconquistar la provincia entera, de acuerdo con el medio, al que fuentes locales han informado de que unos 60 combatientes talibán murieron o resultaron heridos durante este contraataque.

El vicepresidente Salé se ha erigido como defensor del depuesto Gobierno afgano y reivindicado su legitimidad como presidente del país tras la salida de Ashraf Ghani precisamente durante la toma de Kabul. Por contra, los talibán están negociando un traspaso de poderes con destacados líderes políticos afganos como el expresidente Hamid Karzai.