Publicado 11/10/2021 19:51CET

Afganistán.- Guterres lamenta la "lenta reacción" a la crisis afgana y pide a los talibán no "romper sus promesas"

El secretario general de la ONU, António Guterres
El secretario general de la ONU, António Guterres - Violaine MartinJean Marc Ferré/ DPA

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha lamentado este lunes la "reacción de lenta" de la comunidad internacional a la crisis de Afganistán, aunque se ha mostrado esperanzado por el consenso de la necesidad de asistencia humanitaria por lo que ha pedido a los talibán que no "rompan sus promesas", especialmente en lo que concierne a los derechos de las mujeres y niñas.

"La crisis humanitaria crece en Afganistán, al igual que la respuesta de Naciones Unidas para atender al pueblo afgano", ha indicado Guterres en una rueda de prensa previa a la reunión del G20 convocada a raíz de la situación en el país centroasiático, que afecta a al menos 18 millones de personas, la mitad de la población del país.

En este contexto, y "a pesar del déficit financiero, los desafíos logísticos y una situación geopolítica cada vez más compleja", la ONU está llevando a cabo "una operación humanitaria masiva en el país" de la que Guterres se ha mostrado "particularmente orgulloso", ya que durante el mes de septiembre más de 3,8 millones de personas han recibido asistencia alimentaria y 21.000 niños y 10.000 mujeres tratamiento por desnutrición aguda.

Además, 32.000 personas recibieron artículos no alimentarios, incluidas mantas y ropa de abrigo para el invierno. En el ámbito de la educación, 10.000 niños contaron con actividades de educación basadas en la comunidad y 450.000 personas con atención primaria y secundaria.

Por otro lado, 160.000 agricultores y pastores recibieron apoyo para sus medios de vida, 12.000 personas recibieron apoyo psicosocial y de salud mental de emergencia, 186.000 personas afectadas por la sequía recibieron agua y 150.000 personas recibieron kits de higiene y promoción de la higiene.

"Las agencias de la ONU y las ONGs están en una carrera contrarreloj para entregar ayuda vital a las personas afectadas por la crisis" y "no cederán", ha avisado el máximo representante de Naciones Unidas, que ha resaltado que estas actividades se han desarrollado con la cooperación de los talibán, que "han permitido progresivamente el acceso a las zonas solicitadas y han brindado seguridad cuando ha sido necesario".

Además, "el número de incidentes durante las operaciones humanitarias ha disminuido constantemente". "La asistencia humanitaria salva vidas. Pero no resolverá el problema si la economía de Afganistán colapsa", ha alertado, por otra parte, Guterres, que ha abogado por "hacer todo lo posible para evitar el colapso económico", encontrando formas "sin violar las leyes internacionales ni comprometer los principios".

En cuanto a los talibán, "desde su toma de posesión, han prometido, en varias ocasiones, a los ciudadanos afganos, incluidas mujeres, niños, comunidades minoritarias y ex empleados del Gobierno, que protegerían sus derechos", siendo un elemento "central" la posibilidad de que las mujeres tuvieran sus derechos básicos.

"Me alarma particularmente ver que las promesas hechas a las mujeres y niñas afganas por los talibán se rompen", ha lamentado el secretario general, ya que "las promesas incumplidas conducen a sueños rotos para la mujeres afganas", por lo que ha hecho un "fuerte llamamiento" para que mantengan sus promesas.

Por último, Guterres ha alertado de que "este es un momento decisivo", y "si no actuamos y ayudamos a los afganos a capear esta tormenta, y lo hacemos pronto, no solo ellos, sino todo el mundo, pagarán un alto precio".

Contador