Publicado 15/08/2021 23:20CET

Afganistán.- Guterres pide a los talibán que actúen "con máxima moderación" y respeten los DDHH

Talibanes en la ciudad afgana de Ghazni.
Talibanes en la ciudad afgana de Ghazni. - XINHUA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha demandado este domingo a los talibán y al resto de partes implicadas en la crisis de Afganistán que "actúen con la máxima moderación para proteger vidas y garantizar que se puedan atender las necesidades humanitarias", después de que los insurgentes hayan tomado el control este domingo de Kabul.

"El conflicto está obligando a cientos de miles a huir de sus hogares. Sigue habiendo informes de graves abusos y violaciones de Derechos Humanos en las comunidades más afectadas por los enfrentamientos", ha expresado el secretario general en un comunicado en el que ha reflejado su "especial" preocupación "por el futuro de las mujeres y las niñas".

Guterres ha subrayado que los derechos de mujeres y niñas "ganados con mucho esfuerzo deben protegerse", del mismo modo que "todos los abusos deben cesar", por ello ha solicitado a los talibán y a todas las demás partes que "garanticen el respeto y la protección del derecho internacional humanitario y los derechos y libertades de todas las personas".

"La necesidad de asistencia es cada vez mayor, mientras que el entorno operativo se vuelve más restringido debido a la escalada del conflicto", lamenta Guterres, quien pide también a "todas las partes" para que respeten y protejan el trabajo de los "agentes humanitarios".

"Naciones Unidas siguen decididas a contribuir a un arreglo pacífico, promover los Derechos Humanos de todos los afganos, en particular de mujeres y niñas, además de brindar asistencia humanitaria vital y apoyo fundamental a los civiles necesitados", remarca.

Este lunes está previsto que Guterres dirija una reunión en el Consejo de Seguridad sobre Afganistán, en un momento en el que los talibán están a un paso de recuperar el poder tras 20 años de conflicto, después de una ofensiva fulgurante que les ha llevado a reconquistar la práctica totalidad de las capitales de provincia solo diez días después del comienzo de la retirada definitiva de las fuerzas internacionales.