Publicado 01/10/2021 08:08CET

Afganistán.- HRW denuncia que el Gobierno talibán restringe el trabajo de los medios de comunicación en Afganistán

FILED - 22 September 2021, Afghanistan, Kabul: A Taliban security guard plays with a whip while standing in front of Afghan men waiting outside a bank to withdraw money. Photo: Oliver Weiken/dpa
FILED - 22 September 2021, Afghanistan, Kabul: A Taliban security guard plays with a whip while standing in front of Afghan men waiting outside a bank to withdraw money. Photo: Oliver Weiken/dpa - Oliver Weiken/dpa

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha lamentado que el Gobierno talibán haya impuesto restricciones a los medios de comunicación y a la libertad de expresión en Afganistán, así como la detención arbitraria de periodistas.

"A pesar de las promesas de los talibán de permitir que los medios que 'respetan los valores islámicos' puedan trabajar, las nuevas reglas están asfixiando la libertad de los medios en el país", ha afirmado la directora de la ONG para Asia, Patricia Gossman.

Gossman ha puesto de manifiesto que "las regulaciones de los talibán son tan radicales" que son los propios periodistas quienes se autocensuran por temor a terminar encarcelados.

Además, HRW ha apuntado que, tras tener acceso a una copia de la regulación para los medios de comunicación, la prensa tiene prohibido imprimir o difundir noticias que "sean contrarias al Islam", que "insulten a figuras nacionales" o que "distorsionen el contenido de las noticias".

Este mismo documento señala que los propios periodistas deben "asegurarse de que sus informes son pertinentes" y no pueden informar sobre temas que no hayan sido "confirmados por los funcionarios" o que puedan tener un "impacto negativo en la actitud de la sociedad".

El control de los medios de comunicación por parte de los talibán ha llegado también a los propios periodistas, y es que HRW ha puesto de manifiesto la detención arbitraria de periodistas, algunos de los cuales incluso han sido golpeados.

Al menos 32 trabajadores han sido detenidos desde que los talibán tomasen el poder de Kabul, aunque afortunadamente la mayoría fueron puestos en libertad tras recibir advertencias sobre sus reportajes, ha trasladado el jefe de un grupo de defensa de periodistas en el país.

Esto ha provocado que los medios que aún están en funcionamiento ya no publiquen nada crítico con el régimen y que sus trabajos se limiten a entrevistas con funcionarios cuando anteriormente criticaban de forma abierta al Gobierno, según apunta un periodista de Kabul a la ONG.

HRW ha denunciado que muchos periodistas han huido del país o se han escondido, y decenas de medios de comunicación han cerrado. Los comandantes y combatientes talibán han protagonizado actos de intimidación y violencia contra miembros de medios de comunicación, e incluso han sido responsables de asesinatos de periodistas.

"El derecho internacional de los Derechos Humanos protege el derecho a la libertad de expresión, incluida la libertad de buscar, recibir y difundir información e ideas de todo tipo", ha recordado HRW, que ha añadido que "la libertad de los medios de comunicación debe ser legal, necesaria y proporcionada".

"Los talibán están dejando muy claro que no quieren enfrentar el escrutinio público", ha señalado Gossman, quien finalmente ha señalado que "los gobiernos extranjeros deberían enviar el mensaje de que el trato de los talibán a los medios de comunicación seguirá siendo una preocupación central de las relaciones futuras".

Contador