Publicado 22/08/2021 14:59CET

Afganistán.- Los líderes del G7 se reunirán el próximo martes para discutir la situación en Afganistán

06 August 2021, United Kingdom, Camberley: UK Prime Minister Boris Johnson arrives at the Royal Military Academy Sandhurst in Camberley ahead of the Sovereign's Parade, which marks the end of 44 weeks of training for officer candidates. Photo: Steve Parso
06 August 2021, United Kingdom, Camberley: UK Prime Minister Boris Johnson arrives at the Royal Military Academy Sandhurst in Camberley ahead of the Sovereign's Parade, which marks the end of 44 weeks of training for officer candidates. Photo: Steve Parso - Steve Parsons/PA Wire/dpa

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha convocado a los líderes del G7 (Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos) a un encuentro el próximo martes para discutir la situación en Afganistán tras la victoria de los talibán.

"Es vital que la comunidad internacional trabaje unida para garantizar evacuaciones seguras, prevenir una crisis humanitaria y apoyar al pueblo afgano para asegurar los logros de los últimos 20 años", ha hecho saber en su cuenta de Twitter.

En las últimas horas, Reino Unido ha solicitado a Estados Unidos que amplíe el periodo de evacuaciones en la capital afgana, Kabul, dada la imposibilidad de completar la tarea antes de la fecha final de la retirada de tropas estadounidenses el 31 de agosto.

El ministro de Defensa, Ben Wallace, y el ministro de Exteriores, Dominic Raab, han emprendido conversaciones con las autoridades norteamericanas para extender el plazo de atención a la población, colaboradores y personal afgano en medio del caos y el pánico en el aeropuerto de Kabul.

Los 900 militares británicos no podrán seguir en Kabul sin el respaldo de los 6.000 soldados estadounidenses involucrados en las tareas de evacuación, según entiende el Gobierno británico.

En este sentido, Wallace indicó este mismo domingo que "ningún país va a ser capaz de sacar a todo el mundo a tiempo". "Si el calendario marcado por Estados Unidos se mantiene hasta el final", ha añadido, "no hay tiempo que perder para sacar de ahí a la mayor cantidad posible de gente que está esperando".