Publicado 06/06/2020 13:26CET

Afganistán.- Al menos 15 muertos, entre ellos once policías, en una cadena de ataques talibán en tres provincias afganas

Afganistán.- Al menos 15 muertos, entre ellos once policías, en una cadena de at
Afganistán.- Al menos 15 muertos, entre ellos once policías, en una cadena de at - 2017 GETTY IMAGES / ANDREW RENNEISEN - Archivo

KABUL, 6 Jun. (DPA/EP) -

Al menos 15 personas han muerto, entre ellas once agentes de Policía, en una cadena de atentados y ataques talibán ocurridos durante las últimas horas en tres provincias de Afganistán, según han confirmado fuentes oficiales.

El ataque más grave ha ocurrido en la provincia de Badajsán, donde un coche bomba a matado a los agentes de Policía, entre ellos un comandante local, que murió junto al resto de sus hombres al hacer explosión una mina al paso de su cuando se dirigían a ayudar a camaradas bajo el fuego en la localidad de Jash, según fuentes de seguridad a la cadena Tolo News.

Otros tres policías han fallecido en un nuevo ataque talibán contra un puesto de control en Guldara, provincia de Kabul, según el Ministerio del Interior. Cuatro policías habrían resultado heridos en el mismo ataque, según informaciones locales no verificadas.

Por último, un agente del Directorio Nacional de Seguridad afgano, la principal agencia de Inteligencia del país, ha muerto en una emboscada talibán en la provincia de Jost, según fuentes de seguridad a la agencia DPA.

Al menos 13 integrantes del Ejército afgano han muerto en dos ataques perpetrados por las milicias talibán en el norte y en el sur de Afganistán, regiones que también han sido escenario esta pasada noche de al menos dos bombardeos de Estados Unidos.

Estos asaltos tienen lugar después de otra ola de ataques insurgentes ocurrida a lo largo del viernes, el más grave de los cuales ocurrió en Zabul, en el sureste del país, donde murieron al menos una decena de militares al estallar primero una bomba al paso de su convoy.

También se registró un ataque en Faryab, en el norte del país, esta vez contra un puesto de control, que dejó tres miembros de las fuerzas de seguridad muertos, según han explicado por otro lado concejales locales a la agencia de noticias DPA. Los talibán controlan ahora la posición.