Publicado 17/04/2020 8:04:21 +02:00CET

Afganistán.- Al menos tres miembros de una misma familia muertos por el impacto de un cohete en Afganistán

Afganistán.- Al menos tres miembros de una misma familia muertos por el impacto
Afganistán.- Al menos tres miembros de una misma familia muertos por el impacto - DEPARTAMENTO DE DEFENSA DE ESTADOS UNIDOS

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres miembros de una misma familia han muerto por el impacto de un cohete en la ciudad de Gardez, en la provincia afgana de Patkia, según ha informado el Ministerio de Defensa del país, que ha atribuido el ataque a los talibán.

"Tres miembros de una familia, dos mujeres y un niño, han sido asesinados por un cohete lanzado por los talibán", ha indicado el Ministerio de Defensa en un comunicado al que ha tenido acceso la cadena de televisión afgana Tolo News.

Por otra parte, al menos seis contratistas afganos que trabajaban en la base militar estadounidense de Bagram, situada en la provincia de Parwan, han muerto tras ser atacados cuando regresaban a sus domicilios, ha confirmado el portavoz del Gobierno de Parwan, Wahida Shahkar, al citado medio.

Según Shahkar, al menos diez trabajadores de la base circulaban en un vehículo cuando fueron atacados por hombres armados "afiliados a los talibán". Además, otros tres han resultado heridos. Los talibán han negado estar involucrados en el ataque.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha reclamado este jueves a los talibán que atiendan las peticiones de Naciones Unidas, el Gobierno afgano y del resto de países de la región para que acepten un alto el fuego.

Según informa la agencia de noticias Jaama, basándose en datos de la Comisión Independiente de Afganistán para los Derechos Humanos, el movimiento fundado por el mulá Mohamed Omar ha perpetrado más de 2.000 ataques contra las fuerzas de seguridad afganas desde que firmó el acuerdo de paz con Estados Unidos en Doha el 29 de febrero. Estos ataques han acabado con la vida de al menos 83 civiles y han provocado heridas a otros 119.

Precedido por un periodo de solo siete días de "reducción de la violencia", el pacto firmado en Doha por Estados Unidos y los talibán establece un calendario de retirada de tropas norteamericanas e internacionales pero no fija un alto el fuego.

El acuerdo incluye un canje de prisioneros pactado por los talibán con Estados Unidos pero no negociado con el Gobierno afgano, que mantiene sus diferencias con los milicianos porque quiere que acepten un alto el fuego antes de completar el intercambio y dar paso al proceso de diálogo entre líderes afganos.

Los talibán reclaman que se cumpla el intercambio de presos acordado con Estados Unidos y mantienen su campaña de ataques contra las fuerzas gubernamentales afganas sin aceptar un cese de hostilidades.