Publicado 20/07/2020 19:53CET

Afganistán.- Mueren 17 miembros de las fuerzas de seguridad en ataques de los talibán en Afganistán

Afganistán.- Mueren 17 miembros de las fuerzas de seguridad en ataques de los ta
Afganistán.- Mueren 17 miembros de las fuerzas de seguridad en ataques de los ta - MINISTERIO DE DEFENSA AFGANO - Archivo

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos 17 miembros de las fuerzas de seguridad afganas han muerto en las últimas horas en ataques ejecutados por los talibán en las provincias de Kunduz (norte) y Badghis (noroeste), según han confirmado las autoridades del país centroasiático.

Fuentes de seguridad citadas por la cadena de televisión afgana Tolo TV han indicado que trece miembros de las fuerzas de seguridad han muerto y diez han resultado heridos en ataques contra puestos de control en la capital provincial y la carretera que la conecta con el distrito de Alí Abad.

Así, han detallado que los fallecidos son nueve policías y cuatro militares, antes de agregar que otros diez miembros de las fuerzas de seguridad resultaron heridos. "Los combates terminaron tras tres horas, cuando las fuerzas de seguridad repelieron a los atacantes", han manifestado.

Por otra parte, al menos cuatro soldados murieron en un ataque de los insurgentes contra un convoy militar en el distrito de Qadis, situado en Badghis, según el gobernador del distrito, Mohamad Haidar Sharifi, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana 1TV.

Estados Unidos firmó con los talibán el 29 de febrero un acuerdo de paz en Doha que establece un calendario de retirada de tropas internacionales de Afganistán, un intercambio de presos con el Gobierno afgano y el inicio de un proceso de diálogo entre líderes afganos, todo ello sin fijar un alto el fuego.

El inicio del proceso de diálogo sigue encallado a la espera de que los talibán y el Ejecutivo de Kabul completen el intercambio de presos negociado por Estados Unidos con el movimiento integrista fundado por el mulá Mohamed Omar. Además, los talibán han seguido atacando a las fuerzas gubernamentales afganas y se niegan a aceptar un alto el fuego antes de sentarse a dialogar.