Publicado 28/04/2020 19:28:29 +02:00CET

Afganistán.- Mueren cuatro policías en un ataque de los talibán en el este de Afganistán

Afganistán.- Un gobernador provincial de Afganistán escapa ileso a un atentado c
Afganistán.- Un gobernador provincial de Afganistán escapa ileso a un atentado c - GETTY IMAGES / PAULA BRONSTEIN - Archivo

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos cuatro policías murieron a última hora del lunes en un ataque ejecutado por los talibán en la ciudad afgana de Gardez, ubicada en la provincia de Paktia (este), según han confirmado este martes las autoridades.

El portavoz del Gobierno Daua Jan Menapal ha indicado que el ataque fue perpetrado en el momento en el que los agentes se preparaban para romper el ayuno diario con motivo del Ramadán.

"Los talibán son el enemigo de este país. La presencia de extranjeros era una excusa para matar a su propia gente y destruir su patria", ha dicho, en un mensaje en su cuenta en Twitter. Los insurgentes han reclamado la autoría del ataque.

La Presidencia de Afganistán rechazó el lunes las acusaciones de los talibán por la falta de avances en el proceso de paz y recalcó que el incremento de los ataques de los insurgentes revela que no están comprometidos con una reducción de la violencia en el país.

Las palabras del portavoz presidencial, Sediq Sediqi, llegaron después de que los insurgentes acusaran al Ejecutivo de "crear obstáculos" para impedir progresos en un proceso de paz en el país y recalcaran que el grupo ha cumplido con su parte "de cara a la paz y al fin de las hostilidades".

Por su parte, la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en el país centroasiático (UNAMA) denunció el lunes que más de 550 civiles han muerto, incluidos más de 150 niños, en el marco de la guerra de Afganistán en el primer trimestre de 2020.

El informe señala un "preocupante aumento de la violencia" en marzo, después de que los talibán firmaran con Estados Unidos el acuerdo de paz de Doha, que fija un calendario de retirada de tropas estadounidenses e internacionales pero no así un alto el fuego.

La materialización del intercambio de prisioneros sigue siendo el principal escollo para el inicio de las conversaciones entre líderes afganos, contemplado también en el acuerdo de paz de Doha, que estableció un calendario de retirada de las tropas estadounidenses e internacionales pero no un alto el fuego.

Contador