Publicado 15/01/2021 08:43CET

Afganistán.- Mueren diez miembros de las fuerzas de seguridad en un ataque de los talibán en el norte de Afganistán

Militares del Ejército afgano
Militares del Ejército afgano - MINISTERIO DE DEFENSA DE AFGANISTÁN - Archivo

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de una decena de miembros de las fuerzas de seguridad de Afganistán murieron en un ataque ejecutado a última hora del jueves por los talibán en la provincia de Kunduz (norte), según han confirmado este viernes fuentes locales y militares.

Los insurgentes atacaron un puesto de control en el distrito de Imam Sahib, escenario de un repunte de los ataques por parte de los talibán durante los últimos meses, tal y como ha indicado Rabani Rabani, miembro del consejo provincial.

Rabani ha indicado en declaraciones concedidas a la cadena de televisión afgana Tolo TV que el incidente se ha saldado con la muerte de doce miembros de las fuerzas de seguridad y un civil, mientras que fuentes militares han apuntado a diez muertos entre las fuerzas gubernamentales.

Por otra parte, al menos un civil ha muerto y siete miembros de las fuerzas de seguridad han resultado heridos a causa de la explosión de un coche bomba interceptado por las tropas gubernamentales antes de que llegara a su objetivo, una base militar en el centro de Afganistán.

El portavoz de la oficina del gobernador de Ghazni, Uahidulá Jumazada, ha indicado que el Humvee cargado con explosivos se dirigía a una base militar ubicada en la autovía que une la capital, Kabul, con la provincia de Kandahar (sur).

El Ministerio de Defensa afgano ha confirmado que "el Ejército ha evitado un ataque con coche bomba en la provincia de Ghazni, en la autovía 1". "Los talibán querían atacar una base del Ejército con el coche bomba", ha dicho, antes de agregar que ocho talibán ha muerto y uno ha resultado heridos en el incidente.

Asimismo, el Ministerio ha señalado a través de su cuenta en la red social Twitter que otros cuatro supuestos talibán han muerto, seis han resultado heridos y diez han sido arrestados en una operación en la provincia de Balj, en la que las tropas gubernamentales han arrebatado ocho aldeas a los insurgentes.

En el marco de este contexto de enfrentamientos, las autoridades de la provincia de Kandahar han señalado que al menos 36 presuntos talibán murieron el jueves en combates con las fuerzas de seguridad después de que intentaran avanzar hacia la capital provincial.

El portavoz de la Policía de Kandahar, Yamal Nasir Barikzai, ha resaltado en declaraciones concedidas a la cadena de televisión afgana Ariana que los enfrentamientos tuvieron lugar en el área de Baq-e-Pul, cerca de la ciudad de Kandahar, antes de apuntar que las fuerzas de seguridad han desarticulado el intento de ofensiva.

A pesar del acuerdo de paz firmado en febrero de 2020 con Estados Unidos y de las conversaciones con el Gobierno afgano, los talibán han mantenido su campaña de ataques contra las fuerzas gubernamentales y se han negado a aceptar un alto el fuego para facilitar el proceso de paz, lo que ha derivado en un incremento de los combates durante los últimos meses.