Publicado 04/03/2021 11:36CET

Afganistán.- Mueren ocho civiles y cuatro militares en varios ataques en Afganistán

Archivo - Imagen de archivo de la Policia afgana
Archivo - Imagen de archivo de la Policia afgana - SHARIF / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos ocho civiles y cuatro militares han muerto durante las últimas horas a causa de varios ataques ejecutados en Afganistán, sumido en un incremento de la violencia a pesar de las conversaciones de paz entre el Gobierno y los talibán, que arrancaron en septiembre en la capital de Qatar, Doha.

En un primer incidente, al menos siete trabajadores de una fábrica murieron a última hora del miércoles en un ataque ejecutado en la provincia de Nangarhar (este) por personas no identificadas, según ha confirmado este jueves el jefe de la Policía provincial, Yuma Gul Himat.

Fotografías publicadas tras el suceso muestran a las víctimas con las manos atadas y disparos en la cabeza, por lo que todas ellas habrían sido ejecutadas, sin que por el momento haya reclamación de la autoría, según ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Asimismo, una doctora ha muerto en Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar, tras estallar una bomba en la mototaxi en la que viajaba, tal y como ha confirmado la oficina del gobernador provincial. La mujer trabajaba en el ala de maternidad de un hospital público de la provincia.

Estos incidentes han tenido lugar dos días después del asesinato a tiros de tres trabajadoras de la cadena de televisión afgana Anikaas TV en un ataque ejecutado el martes en un mercado de Jalalabad, cuya autoría fue reclamada por el grupo yihadista Estado Islámico.

Por otra parte, al menos cuatro soldados y once talibán han muerto en enfrentamientos registrados durante las últimas horas en la provincia de Kunduz (norte), según ha informado la agencia afgana de noticias Pajhwok.

El Ministerio de Defensa afgano ha anunciado además a través de su cuenta oficial en la red social Twitter la muerte de más de 50 presuntos talibán en una serie de operaciones llevadas a cabo en las provincias de Kandahar (sur) y Kapisa (este).