Publicado 01/04/2021 12:44CET

Afganistán.- Mueren tres policías tras estrellarse un helicóptero en el sur de Afganistán

Archivo - Militares del Ejército afgano en unos ejercicios de las Fuerzas Armadas afganas
Archivo - Militares del Ejército afgano en unos ejercicios de las Fuerzas Armadas afganas - MINISTERIO DE DEFENSA DE AFGANISTÁN - Archivo

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres policías murieron a última hora del miércoles tras estrellarse un helicóptero en la provincia afgana de Helmand, situada en el sur del país, según han confirmado este jueves las autoridades, que han achacado lo sucedido a un problema técnico.

El jefe del consejo provincial de Helmand, Ataulá Afgan, ha indicado que el aparato despegó de Greshk y se estrelló en Nahre Siraj, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV. Fuentes oficiales han indicado que entre los muertos hay un oficial, mientras que otros siete agentes resultaron heridos.

Por su parte, el Ministerio del Interior ha señalado que "todas las informaciones apuntan a que el helicóptero no fue derribado, pese a las afirmaciones de los talibán". Los insurgentes han asegurado que el aparato fue derribado por sus combatientes en la zona.

Asimismo, siete miembros de las fuerzas de seguridad, incluida una agente de la Policía, han muerto en varios ataques ejecutados durante las últimas horas en las provincias de Herat (norte) y Nangarhar (este), según han confirmado las autoridades del país centroasiático.

El gobernador de Herat, Wahid Qatali, ha resaltado que seis agentes han muerto en varios ataques en la provincia, entre ellos un atentado con coche bomba cerca de un edificio de la Dirección Nacional de Seguridad (NDS), los servicios de Inteligencia afganos.

Asimismo, el portavoz de la Policía de Nangarhar, Farid Jan, ha resaltado que una agente ha sido asesinadas a tiros en la capital provincial, Jalalabad, sin que por el momento ningún grupo haya reclamado la autoría del ataque.

Durante la jornada del martes fueron asesinadas tres trabajadoras de la campaña de vacunación contra la poliomielitis en Jalalabad, en medio de un aumento de los asesinatos selectivos en el país. En Nangarhar operan los talibán y el grupo yihadista Estado Islámico.

Afganistán ha experimentado un repunte de la violencia durante los últimos meses a pesar del acuerdo entre los talibán y Estados Unidos en febrero de 2020 y de las conversaciones de paz entre el grupo y el Gobierno afgano, cuyas delegaciones pactaron en diciembre la 'hoja de ruta' para el proceso.

La comunidad internacional ha intentado destrabar el proceso a través de una cumbre celebrada hace un par de semanas en la capital de Rusia, Moscú, que contó con la participación de delegaciones de ambas partes. Asimismo, está prevista otra reunión similar en abril en Turquía.

Por otra parte, el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, desveló el martes una nueva propuesta de paz del Gobierno para intentar desencallar las negociaciones. El plan es similar al planteado recientemente por Estados Unidos, si bien tiene algunas diferencias fundamentales sobre puntos rechazados de plano por Kabul.

Contador