Publicado 02/09/2021 00:48CET

Afganistán.- La ONU avisa de que el suministro para la asistencia alimentaria en Afganistán podría agotarse este mes

21 August 2021, Italy, Rome: A child stand under a flag oif Afghanistan during a demonstration in Rome's Piazza della Repubblic, in solidarity with Afghanistan after the Taliban takeover. Photo: Cecilia Fabiano/LaPresse via ZUMA Press/dpa
21 August 2021, Italy, Rome: A child stand under a flag oif Afghanistan during a demonstration in Rome's Piazza della Repubblic, in solidarity with Afghanistan after the Taliban takeover. Photo: Cecilia Fabiano/LaPresse via ZUMA Press/dpa - Cecilia Fabiano/LaPresse via ZUM / DPA

Naciones Unidas pide financiación internacional para asegurar la ayuda humanitaria en el país centroasiático

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ONU ha advertido este miércoles de que las reservas de alimentos en Afganistán podrían agotarse a finales de septiembre y ha demandado financiación para poder entregar ayuda humanitaria "urgentemente" a millones de personas en situación vulnerable, entre ellos muchos niños, ya que más de la mitad de los menores de cinco años sufren desnutrición extrema en el país centroasiático.

Con esta advertencia, el coordinador humanitario de la ONU en Afganistán, Ramiz Alakbarov, ha llamado a la comunidad internacional a "intensificar" su apoyo al país y ha incidido en que Naciones Unidas sigue "decidida a cumplir" con las millones de personas que dependen de la asistencia para sobrevivir.

Alakbarov ha ahondado en la grave situación humanitaria del país, que se encuentra bajo el poder de los talibán tras la retirada de Estados Unidos, y ha alertado de que más de la mitad de los menores de cinco años sufren desnutrición extrema, mientras más de un tercio de los ciudadanos no reciben suficiente comida.

"Es extremadamente importante que evitemos que Afganistán caiga en una nueva catástrofe humanitaria, tomando las medidas necesarias para proporcionar los elementos esenciales que este país necesita en este momento, y que consisten en apoyar los servicios de alimentación, salud y protección, así como los artículos no alimentarios, a aquellos que se encuentran en situación de extrema necesidad", ha insistido Alakbarov, quien se encuentran en la capital afgana, Kabul.

En los últimos días, la ONU ha enviado suministros médicos al aeropuerto de Mazar-e Sharif, mientras que unas 600 toneladas métricas de alimentos fueron entregadas por camiones que llegaron a la frontera desde Pakistán.

Los equipos de la organización también han proporcionado a las comunidades acceso a agua y saneamiento, así como servicios de protección, incluso a unos 800 niños en el aeropuerto de Kabul.

Pese a que la respuesta ha llegado de esta forma al país, Alakbarov ha reiterado que a finales del mes de septiembre el Programa Mundial de Alimentos (PMA) podría quedarse sin existencias, impidiendo cumplir con la actual demanda.

"Necesitamos al menos 200 millones de dólares (unos 169.000 euros) sólo para el sector alimentario", ha urgido, para añadir que aunque "dos grandes Estados miembros" han señalado su apoyo financiero, esto "aún no será suficiente".

En este sentido, ha resaltado que se necesita "una participación realmente amplia de la comunidad internacional en estos esfuerzos de movilización de recursos".

La ONU hará en los próximos días un llamamiento urgente para Afganistán, donde, incluso antes de la actual agitación, unos 18 millones de personas, o la mitad de la población, dependían de la ayuda de emergencia para satisfacer sus necesidades básicas.

Una solicitud de financiación de 1.300 millones de dólares (unos 1.097 millones de euros) de principios de año, ha conseguido hasta ahora menos de 400 millones (más de 337 millones de euros), ha precisado al respecto la ONU. Mientras tanto, los socios humanitarios de la ONU pueden acceder a la mayor parte del país, y están trabajando en 394 de los 403 distritos.

LA IGUALDAD DE GÉNERO, UNA "PRUEBA"

Por otro lado, Alakbarov ha dicho que aunque los talibán han dado "todas las garantías" para el acceso, este varía de una provincia a otra debido a varias cuestiones, entre ellas el grado en que se permite a las mujeres seguir trabajando.

En algunos lugares, según ha relatado, las autoridades provinciales talibán han permitido que las mujeres vuelvan a sus puestos de trabajo en sanidad y educación, o que participen en la evaluación de necesidades, pero en otros sitios "no hay noticias de esa posibilidad".

"Seguimos abogando con mucha fuerza ante los talibán, en primer lugar, para que se respeten los principios de igualdad de género y de participación, para que las mujeres puedan volver a trabajar y prestar la asistencia necesaria. Y que se nos proporcione toda la facilitación necesaria para realizar este trabajo", ha apostillado.

Alakbarov ha señalado, además, que la seguridad del personal es una "prioridad absoluta" de la misión en el país, en particular para el personal femenino, que en su mayoría es de nacionalidad afgana.

"La cuestión de la igualdad de género y de las mujeres es una gran prueba para los talibán, y para la forma en que la comunidad internacional va a reaccionar e interactuar. Y, obviamente, está en el centro de atención de Naciones Unidas", ha concluido.

Contador