Publicado 04/10/2021 13:05CET

Afganistán.- La ONU condena el atentado en una mezquita en Kabul durante el funeral de la madre de un alto cargo talibán

Archivo - La representante especial de la Secretaría General de la ONU para Afganistán, Deborah Lyons
Archivo - La representante especial de la Secretaría General de la ONU para Afganistán, Deborah Lyons - Violaine Martin/UN Geneva/dpa - Archivo

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha condenado este lunes el atentado ejecutado el domingo en una mezquita de la capital de Afganistán, Kabul, cerca del lugar donde se celebraba el funeral de la madre del portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid.

"La ONU en Afganistán condena el ataque del domingo contra personas que participaban en un evento en un lugar religioso en Kabul", ha dicho la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) a través de un mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

Así, ha indicado que "la explosión cerca de la entrada de la mezquita Eid Gah dejó varios muertos y heridos", sin que por el momento haya habido reclamación de la autoría del atentado.

Bilal Karimi, uno de los portavoces de los talibán, ha indicado este lunes que el suceso se saldó con dos muertos, después de que fuentes del grupo apuntaran a diez fallecidos durante la jornada del domingo. Asimismo, ha manifestado que tres sospechosos han sido detenidos, según ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

El propio Muyahid ha anunciado este lunes la "destrucción" de una célula del grupo yihadista Estado Islámico en Kabul, sin apuntar a si existe alguna relación entre la operación y el atentado del domingo. De esta forma, ha resaltado que la operación ha sido "muy exitosa y decisiva".

Estado Islámico subrayó el 19 de septiembre que había estado detrás de una serie de ataques en la provincia de Nangarhar (este) contra las fuerzas talibán que se habrían saldado con al menos 25 muertos, si bien las nuevas autoridades afganas declinaron dar una cifra concreta de víctimas.

Los talibán se hicieron con el poder en Afganistán a mediados de agosto tras entrar en Kabul poco después de la huida del país del entonces presidente, Ashraf Ghani, y tras la retirada de las tropas internacionales del país asiático. Estado Islámico considera a los talibán unos traidores a la ortodoxia de la 'sharia' o ley islámica y defienden una interpretación mucho más dura.

Contador