Publicado 02/07/2020 12:19CET

Afganistán.- La ONU denuncia 600 víctimas civiles en ataques en 2020 y alerta frente a los "saboteadores" de la paz

Afganistán.- La ONU denuncia 600 víctimas civiles en ataques en 2020 y alerta fr
Afganistán.- La ONU denuncia 600 víctimas civiles en ataques en 2020 y alerta fr - ABDUL AZIZ SAFDARI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos 600 civiles han muerto o resultado heridos en ataques en los primeros seis meses de 2020 en Afganistán, según ha denunciado este jueves la Misión de la ONU en el país (UNAMA), que ha advertido frente a los "saboteadores" que quieren echar por tierra la perspectiva de conversaciones de paz entre los talibán y el Gobierno afgano.

En un comunicado, ha expresado su preocupación por la reciente ola de incidentes violentos en los que el objetivo ha sido la población civil, incluidos ataques contra líderes religiosos, trabajadores sanitarios, miembros del sistema judicial, activistas, ONG y periodistas, y ha pedido que los responsables rindan cuentas.

En el primer semestre del año, más de 800 civiles han muerto o resultado heridos en ataques deliberados contra la población civil, la mitad de los cuales lo han sido a manos de los talibán, según la misión de la ONU.

Entre ellos figuran 18 incidentes verificados contra líderes religiosos, 13 contra personal sanitario, once contra personal judicial, seis contra activistas de la sociedad civil, cinco contra ONG y tres contra periodistas. De este total, doce de los ataques de han producido durante el mes de junio.

"Naciones Unidas reitera que los ataques deliberados contra la población civil en Afganistán son graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario que podrían constituir crímenes de guerra", ha advertido la UNAMA, que también ha llamado la atención sobre el uso de fuego indirecto en enfrentamientos, que ha provocado casi el 25 por ciento de las víctimas en el segundo trimestre.

Así las cosas, la representante especial del secretario general de la ONU en Afganistán, Deborah Lyons, ha subrayado que "ha costado un trabajo enorme y algunas decisiones valientes para que los afganos lleguen al punto de estar en vísperas de unas negociaciones intra-afganas sin precedentes", en referencia a la eventual reunión entre representantes del Gobierno y los talibán en Doha.

"Animo a las partes a que sienten las bases necesarias para las conversaciones mostrando su compromiso con la paz mediante acciones inmediatas y concretas para proteger a los civiles y reducir la violencia", ha añadido, advirtiendo de que "hay saboteadores que no deseen ver el fin de la guerra. "No importa las tácticas que empleen para descarrilar el proceso de paz, no se les puede permitir que triunfen", ha defendido.

ÚLTIMOS ATAQUES

Entrentanto, al menos dos personas han muerto y ocho más han resultado heridas en la doble explosión que se registró el miércoles por la noche cerca de un hospital militar en la provincia de Balj, en el norte de Afganistán, según ha informado la Policía este jueves.

Un taxista resultó herido leve tras la primera explosión que se produjo cerca del hospital en Mazar-e-Sharif, ha señalado el portavoz de la Policía provincia, Adel Shah Adel, citado por la agencia DPA.

Cuando las fuerzas de seguridad llegaron al lugar de los hechos, estalló una segunda bomba que hirió a cinco agentes y cuatro civiles. Uno de los civiles y uno de los oficiales fallecieron posteriormente en el hospital, ha precisado Adel.

En la provincia de Nangarhar (este), dos guardias fronterizos afganos han muerto y nueve más han resultado herido en un ataque talibán ocurrido durante la noche, según el portavoz del gobernador provincial.

La violencia en Afganistán se ha intensificado en las últimas semanas, con una intensificación de los ataques por parte de los insurgentes contra las fuerzas de seguridad afganas, pese a que Gobierno y talibán están explorando el inicio de conversaciones de paz y han procedido para ello a la liberación de prisioneros del otro bando en su poder.